Widgets Magazine
Home / Coronavirus / En veremos la reapertura en agosto del Aeropuerto Mercedita de Ponce
Aeropuerto Mercedita en Ponce. (Voces del Sur / Michelle Estrada Torres)
Aeropuerto Mercedita en Ponce. (Voces del Sur / Michelle Estrada Torres)

En veremos la reapertura en agosto del Aeropuerto Mercedita de Ponce

Sara R. Marrero Cabán
Voces del Sur

La reanudación de la operación de vuelos comerciales en el Aeropuerto Mercedita en Ponce, pautada para el 5 de agosto, podría retrasarse de continuar el ritmo ascendente de contagios de coronavirus en el estado de Florida.

Hoy, viernes, se reportaron 11,433 nuevos casos, la segunda mayor cifra para un lapso de 24 horas en el estado que acumula 244,151 contagios con el SARS-CoV-2. De ese total, 4,102 personas han fallecido a causa de la enfermedad COVID-19, de acuerdo con el portal del Departamento de Salud de Florida.

Esa situación provocó que esta semana la Autoridad de Puertos optara por postergar la reapertura del aeropuerto ponceño, la cual originalmente debió haber tenido lugar el 6 de julio.

“Estamos ponderando si vamos a extender aún más la fecha utilizando como único criterio el aumento de casos en el estado de la Florida, si es un buen momento o no la reapertura en el aeropuerto de Ponce, porque estaríamos recibiendo 300 personas diarias, más o menos, en Ponce”, explicó a Voces del Sur el director ejecutivo de la Autoridad de Puertos, Joel Pizá Batiz.

De acuerdo con el funcionario, la cantidad de casos en Florida es relevante ya que el Aeropuerto Mercedita contará con dos vuelos al día, ambos de la línea Jet Blue, una vez vuelva a operar, uno de estos a la ciudad de Orlando, que ubica en el condado de Orange, el cual hoy registró 533 casos nuevos, para un total acumulado de 16,148.

El otro vuelo tiene como destino la ciudad de Nueva York.

“La línea aérea tiene un gran interés de volar y ellos nos entienden, han sido bien, bien considerados, empáticos y hasta me dicen ‘mira, Joel, si ustedes entienden que tienen que atrasar la apertura, nosotros no vamos para ningún lado’. Hay interés comercial, hay un mercado en Ponce, ellos anticipan que no lo van a perder”, expuso.

El Aeropuerto Mercedita no recibe vuelos desde finales del mes de marzo, cuando la Administración Federal de Aviación (FAA, en inglés) acogió la petición de la gobernadora Wanda Vázquez Garced de canalizarlos todos en el aeropuerto de Carolina. Esta dependencia federal, a su vez, dejó en manos de la Autoridad de Puertos su reapertura.

“Eso es bastante abierto para que nosotros podamos tener los mejores elementos de juicio y decidir cuándo vamos a abrir los aeropuertos. Pero, una vez yo permita la reanudación de vuelos y la reapertura de vuelos comerciales en Ponce, no va a ser tan fácil otra vez tener el permiso del FAA”, explicó Pizá Batiz, quien mencionó que, en caso de requerir otro cese de operaciones en Mercedita, deberá solicitar permiso a la dependencia federal, proceso que catalogó como uno “burocrático de permisos”.

Entretanto, el funcionario indicó que continúan las mejoras a las instalaciones, específicamente en el área del terminal.

De igual manera, el aeropuerto continúa recibiendo vuelos de carga y de aviación general, mientras que las compañías de alquiler de automóviles que operan en la instalación reanudaron sus trabajos esta semana.

Preparativos para la reapertura

Por otro lado, Pizá Batiz detalló algunas de las medidas implementadas como consecuencia de la pandemia de COVID-19 en la instalación sureña, que incluye la colocación de cuatro cámaras infrarrojas en el área de recogido de equipaje y las puertas de embarque para detectar a viajeros con alta temperatura corporal.

La adquisición del equipo, que llegará al aeropuerto a finales de julio, se logró con la asignación monetaria de $9.5 millones a la Autoridad de Puertos de parte del Coronavirus Aid, Relief and Economic Security (CARES) Act del gobierno federal.

Además de las cámaras, se han puesto rótulos con recomendaciones para mantener la higiene, pegatinas en el suelo para indicar la distancia de seis pies entre cada persona y estaciones de desinfectante de manos.

“De esos $9.5 millones que recibimos del CARES Act… te puedo decir que el dinero se está utilizando para pagar el seguro, seguro médico de los empleados, las preparaciones para acondicionar los aeropuertos para el COVID-19 y se ha utilizado dinero para pagar la nómina de nuestros empleados”, agregó.

La operación aeroportuaria además cuenta con el apoyo de integrantes de la Guardia Nacional de Puerto Rico (GNPR), quienes están a cargo de tomar la temperatura a todos los que ingresen a las instalaciones, hacer preguntas de cernimiento y operarán el sistema de las cámaras infrarrojas.

Mientras, personal del Departamento de Salud administrará pruebas serológicas en el área que una vez fue la cafetería del aeropuerto. Cabe destacar que esas pruebas no detectan contagio con el virus SARS-CoV-2, sino la presencia de anticuerpos a cualquier tipo de coronavirus.

Asimismo, aseguró que se implementará un “programa riguroso” de limpieza y desinfección antes y después de la llegada de cada avión.

También puedes leer:

Publicado: 10 de julio de 2020