Widgets Magazine
Home / Coronavirus / Alcaldes de Villalba y Juana Díaz recalcan necesidad de identificar refugios
Ciudadanos acudieron a refugios durante una pasada emergencia.
Ciudadanos acudieron a refugios durante una pasada emergencia. (Voces del Sur)

Alcaldes de Villalba y Juana Díaz recalcan necesidad de identificar refugios

Sara R. Marrero Cabán
Voces del Sur

A casi un mes del inicio de la actual temporada de huracanes, aún se desconoce cuáles son los refugios que pueden que ser utilizados en Villalba y Juana Díaz en caso de una emergencia y el proceso podría tardar semanas.

En ambos municipios, varias de las escuelas que habitualmente se utilizaban como albergue en caso de un evento atmosférico de gran magnitud sufrieron algún tipo de daño a causa de la actividad sísmica que se ha registrado en el país desde principios del 2020.

Otras todavía arrastran problemas generados por el embate del huracán María en el 2017.

De acuerdo con el alcalde de Villalba, Luis Javier Hernández Ortiz, el gobierno central todavía no ha actualizado el inventario de instalaciones que podrían fungir como refugios para la actual temporada, la cual tendría de 13 a 19 tormentas tropicales y de seis a 10 huracanes, según pronosticó la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, en inglés).

“Nosotros lo que le pedimos a la gobernadora (Wanda Vázquez Garced) es que nos permitiera ayudarle a depurar esa lista. Nosotros entendemos que mucha de esa lista no tiene información completa”, relató Hernández Ortiz en entrevista con Voces del Sur tras reunirse con la primera ejecutiva el martes, 23 de junio.

Durante el encuentro, la primera ejecutiva acordó establecer un acuerdo de “colaboración general” entre los municipios y el Negociado de Manejo de Emergencias y Administración de Desastres (NMEAD).

“Lo que quedamos con la gobernadora fue que ella, por medio (del NMEAD), va a crear un acuerdo de colaboración general en el cual los municipios puedan asistir al gobierno estatal en aquellos renglones que, por la situación de emergencia, no pueda llegar”, explicó el alcalde de la Ciudad Avancina.

Según Hernández Ortiz, el acuerdo también evitará que entidades federales cuestionen las acciones de los ayuntamientos con relación a asuntos como la preparación de refugios y la limpieza de carreteras luego de una emergencia, a la hora de reembolsar los gastos incurridos a estos fines.

No será hasta después de que se redacte el acuerdo que la gobernadora se volverá a reunir con integrantes de la Asociación de Alcaldes (que reúne a los alcaldes y alcaldesas del Partido Popular Democrático) para identificar refugios.

Asimismo, tampoco se ha definido cómo se manejarán los refugios tomando en cuenta las medidas preventivas requeridas para evitar contagios con la enfermedad COVID-19.

“Tampoco se nos ha presentado cuál es el protocolo que se va a seguir si tenemos que enfrentar un huracán en medio de una pandemia. Hay que entonces establecer protocolos de distanciamiento social, protocolos de uso de mascarillas, desinfección y todas esas cosas. Todas esas cosas, pues no quedaron muy claras en la reunión”, sostuvo el alcalde villalbeño, quien señaló que la creación de este documento recae en el Departamento de la Familia.

En duda el uso de muchas escuelas

En el caso de la Ciudad Avancina, las escuelas Silvia Torres Torres y Lysander Borrero Terry tuvieron daños en las uniones y la columna corta, respectivamente, producto de los terremotos.

De manera similar, uno de los edificios de la Escuela Superior Vocacional colapsó completamente durante el huracán María.

Por otra parte, en Juana Díaz, alcalde Ramón Hernández Torres puso en duda el uso de la Escuela Dr. Máximo Donoso Sánchez, que en el pasado ha servido de refugio principal de la ciudad, ya que las placas solares que suplen de electricidad al plantel cuando falla el servicio de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) están dañadas y el edificio no está conectado al sistema operacional de agua potable.

El segundo albergue, la Escuela Luis Lloréns Torres, está parcialmente apta como consecuencia de los sismos, los cuales ocasionaron el desprendimiento del hormigón y empañetado de plafón.

“Se recomienda cerrar la escalera del edificio 1 por el daño preexistente que provocó la expansión volumétrica del acero de refuerzo (lo que a su vez) causó el desprendimiento del recubrimiento de hormigón. En los salones 10 y 211 del edificio 1, el empañetado de plafón está desprendido de la losa. Hay grietas en paredes no estructurales en salones del edificio 4”, lee la información derivada de la declaración de desastre por terremotos de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias sobre la Escuela Luis Lloréns Torres.

Asimismo, la Escuela Pedro A. “Nini” Colón tiene daños en su estructura y la Escuela Segunda Unidad Zoilo Gracia en la columna corta.

Sobre este asunto, Hernández Torres envió una carta al secretario de Educación, Eligio Hernández Torres, la cual, al pasado miércoles, no había sido respondida.

También puedes leer:

Publicado: 26 de junio de 2020