Widgets Magazine
Home / Noticias / Identifican lugar en Ponce para ubicar a personas sin hogar contagiadas con COVID-19
La población fluctúa entre deambulantes y personas sin hogar. (Voces del Sur / Sara R. Marrero Cabán)

Identifican lugar en Ponce para ubicar a personas sin hogar contagiadas con COVID-19

Sara R. Marrero Cabán
Voces del Sur

Luego de casi dos meses desde que se impuso el toque de queda en Puerto Rico para tratar de frenar la propagación del COVID-19, se identificó un lugar para aislar a personas sin hogar en Ponce que se contagien con la enfermedad y no requieran hospitalización.

El lugar, con capacidad para alojar a seis personas, está localizado en la calle Unión #128 de la Ciudad Señorial, informó hoy Juan de Dios Videau Soler, director del Centro de Deambulantes Cristo Pobre y la Vivienda Permanente de la Caridad de Cristo en Ponce.

En el pasado, este fue un lugar de vivienda transitoria. El mismo se consiguió en un trabajo conjunto con el Departamento de Salud de Puerto Rico.

“Tenemos actualmente una instalación, que nos caben seis personas en condiciones de aislamiento en caso de que tengan que estar en aislamiento por contagio. Ya el Departamento de Salud nos está haciendo unas gestiones para instalar agua y luz y tenemos el perito que está trabajando para hacer la certificación para instalar agua y luz y comenzar la preparación de la instalación. Tenemos prácticamente todo el equipamiento para la instalación”, expresó el director en entrevista con Voces del Sur.

Se indicó que 108 participantes del Centro de Deambulantes Cristo Pobre fueron sometidos a pruebas de detección de SARS-CoV-2, el nuevo tipo de coronavirus, en abril. De estos, cerca de 60 se hicieron la prueba rápida. De acuerdo con Videau Soler, todos salieron negativo.

Mientras, aproximadamente, 40 personas a quienes se les administraron las pruebas moleculares aún esperan sus resultados.

“Esperamos que esta semana estén disponibles”, señaló.

El director de los centros reiteró que continuamente les enfatiza a los participantes el cumplimiento con los protocolos de higiene, que incluyen desinfección, el lavado de manos y de ropa, bañarse diariamente, cambiar las fundas y sábanas periódicamente, y limpiarse las suelas de los zapatos en una alfombra con cloro al entrar.

“Hasta ahora, gracias a Dios, hemos tenido el apoyo del Departamento de la Familia, hemos tenido el apoyo del Departamento de Salud, hemos tenido el apoyo de la comunidad. Realmente, se han solidarizado con nosotros y eso ha sido un sostén grande, un apoyo grande”, señaló.

También puedes leer:

Publicado: 12 de mayo de 2020