Widgets Magazine
Home / Comunidad / Ponceño manufactura protectores faciales para personal de salud y seguridad
Al día de hoy, se han entregado aproximadamente 1,200 protectores.
Al día de hoy, se han entregado aproximadamente 1,200 protectores. (Facebook/Francisco Quiñones)

Ponceño manufactura protectores faciales para personal de salud y seguridad

Sara R. Marrero Cabán
Voces del Sur

Con llanto, gratitud y esperanza. Así reaccionan aquellas personas que reciben protectores faciales gratuitos manufacturados por el ponceño Francisco Quiñones.

Quiñones, quien es programador, artista gráfico y cosplayer, convirtió su hogar en un taller de trabajo para crear los escudos faciales con sus tres impresoras 3D y entregárselas a policías, personal de salud y trabajadores que brindan servicios esenciales.

Cuando el COVID-19 comenzó a propagarse en Europa, manufacturó los protectores para sus familiares médicos y policías. Luego, al convertirse en una emergencia mundial sanitaria, optó por donarlos. Por la gran demanda que tuvo, compró otra impresora y recibió dos donaciones.

“Desde el principio, he estado yo solo. Recibía donaciones, las preparaba, las cortaba, las ponchaba, las armaba y las entregaba. (Pero, la demanda) viene a crecer a un nivel que el volumen es tanto que no puedo manejar. Los primeros tres días era nada más contestándole preguntas a personas (y) cogiendo las órdenes. La gente -adicional a pedir-, te contaba su historia de lo que estaba sucediendo. Tenía que ir con psicología, los atendía, les decía que no estaban solos, que íbamos a hacer lo posible”, rememoró en entrevista con Voces del Sur.

Fue por esto que se comunicó con Christy Rivera, fundadora de la organización sin fines de lucro Community Hope Unlimited, a quien había conocido durante trabajos voluntarios tras los sismos registrados este año en el suroeste de la isla. También contactó a integrantes del Círculo de Arquería Instintiva de Puerto Rico en Yauco.

Ahora, los integrantes de estos colectivos ayudan a monitorear las órdenes, entregar el equipo y recibir donaciones mientras que Quiñones se encarga de la producción.

“Gracias a todos los voluntarios que de manera anónima nos están ayudando a entregar. Hay personas voluntarias que se nos han acercado a hacer las entregas, personas que nos han donado dinero o equipo para poder producir cada vez más”, señaló Rivera a este medio.

Francisco Quiñones convirtió su hogar en un taller de trabajo para crear los escudos faciales.

Francisco Quiñones convirtió su hogar en un taller de trabajo para crear los escudos faciales. (Facebook/Francisco Quiñones)

Al día de hoy, se han entregado aproximadamente 1,200 protectores y tienen 3,500 peticiones pendientes. Con las seis impresoras, espera producir 12 protectores por hora y subir la producción durante esta semana.

“Esto no se queda nada más en Ponce, estamos a nivel isla. Mandamos una orden a Culebra, se ha mandado para Vega Alta, Toa Alta, el Hospital de Veteranos, San Juan. Muchos han llorado de alegría, porque en sus lugares de trabajo, especialmente los enfermeros y personal de hospitales, no consiguen. Hay personas que nos llaman llorando ‘por favor, necesitamos que nos consigan esto. ¡Mi vida está en riesgo!’”, comentó Rivera.

A pesar de que, al momento, Quiñones entrega los escudos faciales libres de costo para los empleados de servicios esenciales, planifica venderlos a un precio módico a otros sectores de la población.

“El material es bueno, lo lavas, lo puedes poner en Clorox, desinfectarlo, reutilizarlo, te protege toda la cara y mucho más, incluso, que las mascarillas de tela que se están utilizando”, explicó Rivera.

Para la continuidad del proyecto, puede donar a la cuenta de ATH Móvil de Community Hope Unlimited y por PayPal al 787-298-6161.

Community Hope Unlimited informó ayer, miércoles, que no tomarán pedidos nuevos hasta que cumplan con la entrega de las 3,500 peticiones pendientes.

Publicado: 16 de abril de 2020