Widgets Magazine
Home / Coronavirus / COVID-19: enfermedad de múltiples caras
Personal sanitario. (Imagen de dominio público)

COVID-19: enfermedad de múltiples caras

Sara R. Marrero Cabán
Voces del Sur

A nivel mundial, abundan las teorías de conspiración y las conjeturas sobre la tardanza en la producción de una vacuna contra el nuevo coronavirus, SARS-CoV-2, que causa la enfermedad COVID-19. Mientras, en Puerto Rico, se mantiene una cuarentena sin datos científicos por falta de pruebas masivas y ahora la discusión pública gira en torno a cómo y cuándo retomar la actividad económica.

Entre toda esta incertidumbre, continúan los contagios y asoma un dato concreto: la enfermedad se presenta con múltiples síntomas, no solo con la tos, fiebre y dificultad respiratoria que se informaba a principios de este año cuando surgieron los brotes en China y Europa.

“Están las 200,000 teorías de conspiración, pero cuando tú coges toda esa información y la llevas a un paciente, tú te das cuenta que tienes un virus que se comporta como un montón de cosas completamente diferentes. Lo que hemos aprendido es que COVID se presenta, aún en la sala de emergencia, con conjuntivitis, COVID se presenta como una reacción alérgica en la piel, COVID se presenta como un ‘rash’ que puede ser 100 cosas”, detalló el médico Carlos García Gubern, director de la sala de emergencias del Centro Médico Episcopal San Lucas en Ponce, en entrevista con Voces del Sur.

García Gubern añadió que este virus se distingue de otros en que ataca de manera agresiva varios órganos del cuerpo, como los pulmones y el corazón.

“El comportamiento tan agresivo en el pulmón, que ahora se sabe que hay muchos componentes de hacer la sangre más espesa y hay componentes de coágulos en el corazón, coágulos en los pulmones, coágulos en las piernas, ese componente no se había visto con otros viruses”, afirmó.

También están las personas asintomáticas, que son el motor que impulsa la propagación de la enfermedad, como indica la Organización Mundial de la Salud.

Con este panorama tendremos que lidiar de manera indefinida hasta que haya una vacuna.

“Ya estamos en el proceso que llevamos seis semanas, más o menos, que entendimos que esto ya va a estar aquí, que esto no se va a ir, que esto se va a perpetuar, que van a seguir teniendo pacientes. El 80 por ciento van a salir bien, el 20 por ciento se va a hospitalizar y el por ciento tres, cuatro, dependiendo donde tú lo mires, se va a morir. Esto es una nueva realidad”, afirmó el galeno.

En Puerto Rico al día de hoy, basada en las estadísticas provistas por el Departamento de Salud, la tasa de letalidad está en 6.1 por ciento.

¿Cuándo acudir al hospital?

Solo el 20 por ciento de los pacientes de COVID-19, que son quienes presenten dolor de pecho y dificultad respiratoria, tendrán que acudir al hospital, indicó García Gubern.

Un ejercicio que puede hacer para tomar la decisión es aguantar la respiración por 10 segundos. Si tose antes de llegar al décimo segundo, deberá ir a la sala de emergencias, recomendó el médico.

“Por teléfono, si te pongo a decir una oración bien larga y no me la puedes repetir, tú tienes falta de aire. Si tú no aguantas el aire en tus pulmones más de 10 segundos y tienes que toser, estás corto de aire”, explicó.

Los médicos y enfermeros también han descubierto que no todo paciente necesita intubación. En ese grupo estarán quienes tengan una saturación de oxígeno sobre 30.

“La saturación normal del cuerpo humano de oxígeno es de 98, 99 y 100. Cualquier cosa por encima de 95 es normal. Aquí hay pacientes que están en 80 y están hablando como tú y como yo. (Pero,) si tú puedes hablar conmigo y el resto de los signos están normales, tú te vas para tu casa con un tanque de oxígeno y regresas cuando empieces a respirar por encima de 30”, señaló.

En el Centro Médico Episcopal San Lucas, todo empleado, paciente o acompañante que se proponga entrar al hospital debe tener puesta una mascarilla, acceder a que se le tome la temperatura y contestar varias preguntas de cernimiento.

Si sus respuestas apuntan a un posible caso de COVID-19, se le llevará a una de las tres carpas instaladas afuera del hospital. De estas, dos son Western Shelters y la otra es una carpa improvisada donde se estacionaban lo carros frente a la entrada de la sala de emergencias.

Luego, el médico que le atienda determinará si le manda a hacer la prueba molecular, o Polymerase Chain Reaction (PCR), para confirmar el contagio con coronavirus.

Publicado: 26 de abril de 2020