Widgets Magazine
Home / Comunidad / Casa Pueblo celebrará en vivo y por Internet su 40 aniversario
Arturo Massol Deyá, director asociado de Casa Pueblo de Adjuntas. (Voces del Sur)
Arturo Massol Deyá, director asociado de Casa Pueblo de Adjuntas. (Voces del Sur)

Casa Pueblo celebrará en vivo y por Internet su 40 aniversario

Sara R. Marrero Cabán
Voces del Sur

El confinamiento al hogar, producto de la pandemia de COVID-19, no impedirá que Casa Pueblo de Adjuntas celebre en grande sus 40 años de existencia.

Por el contrario, llevarán la festividad a la red social Facebook y a la página web de la organización comunitaria el próximo miércoles, 22 de abril a las 6:00 p.m. mediante una transmisión en vivo.

“El 22 de abril nos hacemos cuarentones. Estamos felices, porque en esos 40 años, precisamente, podemos hacer un repaso de lo que se ha hecho, que ha sido enfrentar diferentes crisis, diferentes amenazas, como la de la minería, la amenaza de un gasoducto, hemos enfrentando la crisis de huracanes, de terremotos, pandemias, de vivir con poco”, reflexionó Arturo Massol Deyá, director asociado de Casa Pueblo, en entrevista con Voces del Sur.

La actividad, que coincide con la celebración del Día del Planeta Tierra, contará con la participación de los cofundadores de Casa Pueblo, Alexis Massol González y Tinti Deyá, así como un diálogo sobre los logros de la organización y la interpretación musical de Hermes Croatto. También se unirá el periodista Jorge Rivera Nieves y se contestarán preguntas de las personas que se conecten a la transmisión.

Manos a la obra desde el día uno

Durante sus inicios, integrantes de Casa Pueblo, que antes se llamaba Taller de Arte y Cultura en Adjuntas, lucharon fervientemente en contra de la explotación minera de la montaña. En la presente década, lideraron la oposición comunitaria al gasoducto del Norte, llamado Vía Verde por la administración del gobernador Luis Fortuño, el cual finalmente no se concretó.

“La minería y el gasoducto fueron dos batallas bien desiguales de propuestas completamente insostenibles, de desarrollo insostenible, de capitalismo salvaje a expensas de la seguridad y los recursos naturales de todos”, rememoró.

En su trayectoria de cuatro décadas, Casa Pueblo ha buscado soluciones favorables para el bienestar ecológico de la isla, como desarrollar el Bosque del Pueblo, el Bosque Escuela La Olimpia Ariel Massol Deyá, crear la Escuela de Música, producir el Café Madre Isla, darles energía solar a residencias luego del huracán María, establecer el Cine Solar y operar con enfoque comunitario la emisora Radio Casa Pueblo 1020 AM, entre otros proyectos.

“Yo creo que el tema de elevar la consciencia ecológica de la comunidad como una ruta, no solamente de responsabilidad planetaria, sino de desarrollo alterno, se ha convertido como en un modelo. De una organización comunitaria, nos hemos convertido como en una especie de institución comunitaria, que es un referente de eficiencia, de compromiso, de honestidad y de esperanza de lo que podemos hacer para transformar este país. Como se practica lo que se piensa, deja de ser una idea y se convierte en una esperanza real de las cosas que este país puede comenzar a cambiar. Entonces, la esperanza deja de ser una ilusión y se convierte en algo que realmente está ahí para impulsar el cambio que necesita un país como el nuestro”, indicó.

Proyectos recientes

En lo que va del año 2020, Casa Pueblo ha logrado metas maratónicas, como lo fue la instalación de una unidad prototipo de investigación que usa biomasa como combustible para generar electricidad.

El proyecto piloto utiliza desechos de café para generar energía y busca reducir la dependencia en las baterías, con el objetivo ulterior de suplir el excedente de energía a sus vecinos. Además, el proceso es ‘carbon-negative’, es decir, que remueve carbono de la atmósfera y se genera un biochar que se utiliza de vuelta en el cafetal para mejorar el rendimiento de las cosechas.

También sigue en pie el proyecto Adjuntas Pueblo Solar que propone energizar el casco urbano con el sol.

“Ese proyecto se propuso exactamente un año atrás. Nosotros hicimos la Marcha del Sol como para decir ‘mira, tenemos un futuro energético diferente que utiliza recursos endógenos, que se democratice el tema de la energía, que la gente produzca su energía, que esos recursos se puedan reinvertir en la comunidad’. De allá a acá, se trabajó entonces la organización social, porque hay que trabajar con los comerciantes para organizar los que van a estar operando, y esta red de generación, almacenaje y distribución de energía fotovoltáica”, contó.

Al momento, se ha trabajado con el diseño, el componente de almacenaje de energía, único en el mundo entero, y la instalación.

“Hay mucha innovación y hubo que diseñar unos elementos nuevos que lo que se va a instalar allí en ninguna otra parte del mundo está esa configuración. Va a haber creaciones de nuevo conocimiento y demás. Y, entonces, está en proceso de permisos la parte de adquirir las partes, ya se empezó la fase de instalación. Es un proyecto muy grande”, explicó.

De igual manera, se han energizado más residencias de personas con condiciones de salud y el Bosque Escuela La Olimpia Ariel Massol Deyá.

Publicado: 17 de abril de 2020