Widgets Magazine
Home / Coronavirus / Alcaldes sureños critican flexibilización del toque de queda

Alcaldes sureños critican flexibilización del toque de queda

Redacción Voces del Sur

Cuatro alcaldes sureños expresaron su inconformidad con la flexibilización del toque de queda en Puerto Rico por parte de la gobernadora Wanda Vázquez Garced, cuando todavía no se ha llegado al pico de contagio.

Karilyn Bonilla Colón, alcaldesa de Salinas; Eric Bachier Román, Luis Javier Hernández Ortiz e Isidro Negrón, alcaldes de Arroyo, Villalba y San Germán, respectivamente, pidieron a sus compueblanos mantener el distanciamiento físico y quedarse en sus casas.

En términos generales, los alcaldes denunciaron que las pruebas que se han hecho en la isla son insuficientes para poder realizar una proyección de contagio confiable y que el sistema hospitalario no dará abasto si la epidemia se descontrola.

Bonilla Colón y Negrón compartieron en sus perfiles de Facebook, prácticamente, el mismo mensaje, que encabeza con la declaración: “flexibilizar el toque de queda, cuando los expertos anticipan que el peor momento será la primera semana de mayo, es un completo ERROR”.

Ambos afirmaron que “las estadísticas de Salud no son confiables”, que “no hay pruebas suficientes” y que “el sistema médico hospitalario es limitado, no hay ventiladores suficientes”.

“Yo le pido a mi gente de Salinas, que actuemos de manera inteligente y con prudencia quedándonos en nuestras casas”, requirió Bonilla Colón, antes de agregar que “está bueno ya de improvisar, si perdemos el control ahora, no habrá marcha atrás”.

Por otro lado, el alcalde de Arroyo opinó que volver a permitir un horario de salidas de 5:00 a.m. a 9:00 p.m. y la apertura de ciertos negocios de servicio es un retroceso.

“Tomando en consideración el mandato de la gobernadora Hon. Wanda Vázquez, seremos obedientes en apoyar sus intrucciones para esta situación. Pero reitero mi postura que desde mi punto de vista es un error flexibilizar el toque de queda y estoy en total desacuerdo. Está tirando por la borda todo el trabajo y esfuerzo que hemos realizado para evitar el contagio del COVID-19”, aseveró Bachier Román.

“Debió mantener el toque de queda (como estaba), por lo menos dos semanas más, partiendo que el punto crítico o el pico en que las estadísticas nos indican que estamos en el momento más crucial del contagio el cual es hasta el 8 de mayo. Creo que su cambio se debió al ceder a las presiones de los altos intereses del sector económico y dejando a un lado la salud. Estamos en un momento muy peligroso y exhorto a todos los puertorriqueños a no bajar la guardia y a continuar cuidándonos. Por favor quédese en su casa”, agregó el ejecutivo municipal.

Mientras, el alcalde de Villalba advirtió que “en este momento los datos y la cantidad de pruebas que tenemos por millón de habitantes no son capaces de identificar en qué punto de la pandemia estamos”.

“Las decisiones de flexibilizar se deben tomar luego de que lleguemos al pico y estemos en disminución, utilizando como base datos representativos de nuestra población. El flexibilizar medidas en este momento podrían promover que los casos aumenten exponencialmente sin poder controlarlos. Poniendo en riesgo a nuestra población”, señaló Hernández Ortiz.

Publicado: 12 de abril de 2020