Widgets Magazine
Home / Coronavirus / Urgen los hogares temporeros para perros y gatos rescatados
Tras los recientes sismos que se registraron en la zona sureña de la isla, la cantidad de animales en la calle se triplicó.
Tras los recientes sismos que se registraron en la zona sureña de la isla, la cantidad de animales en la calle se triplicó. (Suministrada)

Urgen los hogares temporeros para perros y gatos rescatados

Sara R. Marrero Cabán
Voces del Sur

En medio de la emergencia sanitaria por la enfermedad COVID-19, los perros y gatos rescatados en Puerto Rico necesitan urgentemente hogares temporeros, conocidos en inglés como “foster homes”, mientras dure la cuarentena.

Para la ponceña Giselle Colón, fundadora de la Organización Pro Bienestar, Rescate y Adopción de los Animales (OBRA), esto apremia, ya que los viajes que tenía programados para llevarlos a sus hogares permanentes en los Estados Unidos fueron cancelados como parte de las medidas que se han tomado a nivel mundial para intentar contener la propagación del nuevo tipo de coronavirus.

“En Puerto Rico… no aparecen los ‘foster homes’. La gente no está abriendo sus hogares para ‘foster homes’. En estos momentos que, tal vez, sería más fácil porque están en la casa y pueden ayudar más y no se están dando las adopciones. Ahora mismo la ayuda más grande son (los ‘foster homes’). No podemos seguir rescatando si no tenemos dónde meter al perro”, comentó en entrevista con Voces del Sur.

De igual manera, Arleen Muñiz, presidenta de la fundación Colitas Sonrientes en la Ciudad Señorial, exhortó a la población a cuidar a los animales recién rescatados.

“Las personas dentro de su propia casa le pueden dar ‘foster home’ a lo perritos, ya que nosotras hemos pedido al gobierno tanto estatal como municipal, (pero) no tenemos ningún lugar, ningún santuario (o) albergue. Nos pueden ayudar en sus propias casas. Nosotros le llevamos el perrito, la comida y todo lo del perrito, y nos lo pueden cuidar dentro de sus propias casas, que no tienen que salir para nada”, explicó.

Animales abandonados se multiplicaron tras los temblores

Tras los recientes sismos que se registraron en la zona sureña de la isla, la cantidad de animales en la calle se triplicó, estimó Colón.

Esto, porque muchas familias abandonaron a sus mascotas para trasladarse a los Estados Unidos o al refugiarse bajo carpas. Entre los animales abandonados, muchos eran de edad avanzada o madres que dieron a luz en la calle.

“A pesar de que tú te podías llevar tu mascota a los albergues, la gente los estaba dejando abandonados en las casas (y) dentro de las propiedades, muchas afectadas. No hubo razón para eso. Yo de verdad, yo creo que desde el huracán (María en el 2017) yo no veía tantos ‘puppies’ y tanta perra parida en la calle. Ha sido bien fuerte. Son indefensos”, agregó Colón.

“Demasiadas familias se nos fueron para Estados Unidos, queriendo proteger a sus familias, pero, lamentablemente, no protegieron a parte de su familia que es su mascota. Eso fue bien triste para nosotros porque ellos son parte de la familia. Algunos estaban en depresión, algunos son viejitos, algunos son jóvenes, pero los viejitos fueron los más que se afectaron porque se deprimen al la familia irse”, añadió Muñiz.

Necesarias las donaciones monetarias

Además de “foster homes”, las fundaciones también necesitan donaciones monetarias para llevar a cabo las operaciones y vacunaciones de cada animal rescatado.

Una perrita rescatada por el Santuario San Francisco de Asís en Cabo Rojo, llamada Elizabeth, requiere que se le ampute una pierna.

“Elizabeth fue tirada por encima de una verja hace dos semanas y, antes de que la tiraran por encima de la verja, un carro la había atropellado. Ella es una perrita de apenas nueve libras y ella tiene la cadera, el fémur, la tibia totalmente destrozada. Una de las patitas hay que amputarla, porque está bien lastimada y esa cirugía aproximadamente nos sale en $2,000. Y esto es un cantazo económico muy fuerte para nosotros, porque las donaciones han disminuido”, explicó la presidenta del santuario, Dellymar Bernal.

Una perrita rescatada por el Santuario San Francisco de Asís en Cabo Rojo, llamada Elizabeth, requiere que se le ampute una pierna.

Una perrita rescatada por el Santuario San Francisco de Asís en Cabo Rojo, llamada Elizabeth, requiere que se le ampute una pierna. (Suministrada)

Cabe destacar que la continuidad del trabajo de los rescatistas cesará si no tienen dónde llevar a los animales ni fondos para pagar por sus tratamientos.

“Tenemos perritos que los llevamos a esterilizar, aunque esté este problema ahora, nosotros seguimos ayudándolos”, reiteró Muñiz.

Importante la educación

Para Bernal, es importante difundir información correcta sobre la relación del COVID-19 y los animales. Sobre todo, luego de que trascendiera el caso del perro de raza Pomerania que, a sus 17 años de edad, falleció en Hong Kong tras curarse de la enfermedad.

Según reportó la Organización Mundial de Sanidad Animal, el perro no murió a consecuencia del virus y enfatizó que aún no se ha comprobado que los animales domésticos transmiten el coronavirus.

“Una de las cosas que en nuestras redes sociales hemos tratado de reforzar es educar a la comunidad. Hay muchos elementos a considerar. Primero, la familia determinó no realizar autopsia, así que no sabemos cuál fue la causa real de la muerte, y, pues, un perrito de 17 años es un perrito mayor con condiciones de salud subyacentes a que hubiera estado expuesto al coronavirus. Dos, el estrés de estar alejado de su familia. La educación es un arma muy poderosa y tenemos que implementarla en estos momentos de distanciamiento social”, planteó Bernal.

¿Cómo ayudar?

Para ayudar a estas organizaciones, puede comunicarse:

OBRA:

  • PayPal | obrarescue@gmail.com
  • ATH Móvil | 787-409-1901
  • Venmo | @gisellemcolon
  • Cheque | a nombre de OBRA al PO Box 9949 San Juan Puerto Rico 00908

Si encuentra un perro realengo o desea prestar servicios voluntarios, puede escribir al correo electrónico obrarescue@gmail.com o mediante su cuenta de Facebook.

Colitas Sonrientes:

  • ATH Móvil |787-298-7669
  • Banco Popular | 121-55186-5
  • Cheque | a nombre de Colitas Sonrientes al PO Box 7576 Ponce Puerto Rico 00732-7576

Santuario San Francisco de Asís:

  • PayPal | info@sasfapr.org
  • ATH Móvil | 787-612-8587
  • Banco Popular | 390-219805
  • Cheque | a nombre de Santuario San Francisco de Asís al PO Box 538 Boquerón Puerto Rico 00622

“Ante esta emergencia, nuestro trabajo continúa, ellos cuentan y nos necesitan siempre”, concluyó Bernal.

Publicado: 25 de marzo de 2020