Widgets Magazine
Home / Noticias / Tramo del peaje de la PR-52 en Ponce podría reabrir en tres semanas
La directora ejecutiva de la Autoridad de Carreteras y Transportación (ACT), Rosana Aguilar Zapata, y el secretario de Transportación y Obras Públicas, Carlos Contreras. (Voces del Sur / Sara R. Marrero Cabán)

Tramo del peaje de la PR-52 en Ponce podría reabrir en tres semanas

Sara R. Marrero Cabán
Voces del Sur

El expreso PR-52 a la altura del kilómetro 104 en la ciudad de Ponce podría reabrir dentro de tres semanas, según la directora ejecutiva de la Autoridad de Carreteras y Transportación (ACT), Rosana Aguilar Zapata.

El tramo fue cerrado al tránsito vehicular ya que el terremoto de magnitud 6.4 registrado en Puerto Rico el pasado 7 de enero provocó daños severos en el techo de la plaza del peaje, que podrían derivar en su colapso.

“Está cerrado actualmente ese tramo (la PR-52) debido a que había riesgo de colapso del techo de la estructura. Rápidamente, ordenamos el cierre, asignamos un contratista del área y ya se está trabajando en el área, para luego hacer la reapertura del tramo. Esperamos que esa reapertura sea (entre dos a tres semanas)”, expresó hoy la funcionaria en entrevista con Voces del Sur.

Esta ventana de tiempo aplica a otras vías cerradas en la isla, que incluyen: la PR-127 en Guayanilla, desde el kilómetro 9.1 al 10.7; la PR-2 en el viaducto en Mayagüez; el tramo que va en dirección de Mayagüez a Aguadilla; y el kilómetro 7.2 de la PR-167 en Naranjito.

“Todo depende porque tienes distintas situaciones en distintos lugares. En el caso que sea posible, estamos trabajando para que, en dos semanas, tres semanas, ya esas vías puedan estar seguras y disponible para que se transiten en ellas”, añadió el titular del Departamento de Transportación y Obras Públicas (DTOP), Carlos Contreras.

Cabe destacar que la continuidad de estas obras depende de la reducción de los movimientos telúricos.

“Ciertamente, nosotros hemos estado siguiendo el Servicio Geológico de los Estados Unidos. Ellos tienen unos pronósticos, cuáles son las posibilidades, cuáles son las probabilidades de que sintamos réplicas de estos temblores. La posibilidad que se repita un evento similar (al temblor de magnitud 6.4 registrado el 7 de enero) son bien bajas. Hay que seguir trabajando”, subrayó el secretario.

Publicado: 15 de enero de 2020