Widgets Magazine
Home / Noticias / Dilucidarán si cámaras podrán captar rostros de coacusados en juicio por asesinato de Valerie Ann
Loreinne Bonet Torres y Carlos Pacheco Santiago, coacusados en el caso de asesinato de Valerie Ann Almodóvar Ojeda. (Voces del Sur / Michelle Estrada Torres)

Dilucidarán si cámaras podrán captar rostros de coacusados en juicio por asesinato de Valerie Ann

Michelle Estrada Torres
Voces del Sur

El juez Martín Ramos Junquera afirmó hoy estar de acuerdo con que los rostros de los coacusados en el caso de Valerie Ann Almodóvar Ojeda se vean en la transmisión televisiva del juicio contra el grafitero ponceño Juan Luis Cornier Torres (Manwe Uno), quien está imputado de matarla.

Sin embargo, accedió a la petición de la Fiscalía para que otro juez de Ponce presida una vista y decida la acción a seguir, puesto que los coacusados presuntamente sienten temor por haber recibido amenazas y no quieren salir en cámara.

Carlos Pacheco Santiago está acusado de encubrimiento y Loreinne Bonet Torres enfrenta cargos de encubrimiento y destrucción de pruebas por supuestamente colaborar con Manwe Uno en la disposición del cadáver. Estos enfrentan juicio aparte y están en conversaciones con el Ministerio Público para suscribir un acuerdo para declararse culpables.

El fiscal Ildefonso Torres Rodríguez aseguró hoy que “en este momento no se ha suscrito convenio de inmunidad total ni parcial con estos testigos en particular” y que “las conversaciones están adelantadas, pero no se ha firmado un convenio”.

Ambos figuran como testigos en el juicio contra Cornier Torres, que se supone comience el 13 de febrero.

Desde que el Tribunal Supremo de Puerto Rico autorizó la transmisión televisiva del juicio, los fiscales Marjorie Gierbolini e Ildefonso Torres Rodríguez se opusieron a que los testigos que no son funcionarios públicos salieran en cámara.

El 12 de julio de 2019, el juez Javier Gómez Cruz, del Tribunal de Ponce, resolvió que se podrían mostrar los rostros de los agentes de la Policía de Puerto Rico, mas no el de la patóloga Rosa Rodríguez Castillo. Ninguna persona privada saldría en cámara, según esa orden.

Durante una vista con antelación al juicio efectuada hoy, el juez Ramos Junquera afirmó que “no soy quien para revocar a un compañero que es de la misma jerarquía”, pero defendió la discreción que le otorga el reglamento del Programa Experimental para el Uso de Cámaras Fotográficas y de Equipo Audiovisual de Difusión por los Medios de Comunicación en los Procesos Judiciales (Pecam) para decidir qué puede salir o no en la tranmisión.

En ese sentido, comunicó que no se permitirán acercamientos en los tiros de cámara, que en la transmisión no saldrán las fotos de la autopsia ni ninguna imagen de escena en la que se vea un cuerpo parcial o totalmente.

La defensa, compuesta por los abogados Juan de Jesús Vélez Rodríguez, José Colón Pérez, José Figueroa Zayas y Andrés Vélez Rodríguez, pidió que Pacheco Santiago y Bonet Torres sí puedan ser captados por las cámaras, a lo que el juez accedió. La razón fue que estos enfrentan un juicio público.

El fiscal Torres Rodríguez, no obstante, se opuso con el argumento de que ambos “han expresado temor por su vida y seguridad”, lo que ha llevado a la Fiscalía a tomar medidas especiales, por ejemplo, en su transportación al tribunal.

Luego de que la defensa objetara esa razón porque no se había presentado evidencia concreta de amenazas, el fiscal le pidió a Ramos Junquera que se celebre una vista ante otro juez en la que los coacusados ofrezcan información sobre el particular.

Ramos Junquera se comprometió a tramitar el asunto con la jueza administradora del Tribunal de Ponce, Lissette Vélez.

La conferencia con antelación al juicio se llevó a cabo en el Centro Judicial de Guayama, debido a que los casos criminales graves no se pueden atender en Ponce hasta nuevo aviso. Esta medida se tomó a raíz de los terremotos registrados en Puerto Rico este mes.

En la vista también se informó que Cornier Torres solicitó cambiar de un juicio por tribunal de derecho a uno por jurado el pasado 31 de diciembre, pero hoy le pidió tiempo adicional al juez para discutir la movida con sus abogados y su familia.

También puedes leer:

Publicado: 29 de enero de 2020