Widgets Magazine
Home / Noticias / Comunidad paraliza inicio de clases en escuela de Salinas
El grupo de madres y padres solicitó al Departamento de Educación otra evaluación del plantel en Salinas. (Suministrada)
El grupo de madres y padres solicitó al Departamento de Educación otra evaluación del plantel en Salinas. (Suministrada)

Comunidad paraliza inicio de clases en escuela de Salinas

Pedro A. Menéndez Sanabria
Voces del Sur

Un grupo de padres y madres estableció un campamento en la entrada de la Escuela Antonio Ledeé en el barrio Sabana Llana de Salinas al considerar que el informe basado en una inspección ocular que establece que el plantel no sufrió daños luego de los fuertes temblores reportados en las pasadas semanas carece de “transparencia”.

El grupo llegó al lugar en horas de la madrugada de hoy, martes, portando carteles con frases como “Con mi salud y educación no se juega”, “Esta escuela no está apta” y “Queremos nuestras escuelas abiertas y seguras”.

Precisamente, la escuela figuraba en la lista de 177 planteles en los que se suponía comenzara el semestre escolar.

“Hoy no hubo clases aquí ya que ningún padre trajo a sus hijos”, comentó en entrevista con Voces del Sur Angela Colón, quien figura como portavoz del campamento.

Los padres señalaron que varios salones presentan grietas en paredes y el techo. (Suministrada)

Los padres señalaron que varios salones presentan grietas en paredes y el techo. (Suministrada)

De acuerdo con la madre salinense, ayer la directora de la escuela convocó a los padres a una asamblea para discutir el informe presentado por el ingeniero estructural que inspeccionó de manera ocular el plantel y discutir el plan de acción a seguir en caso de ocurrir otro sismo de gran magnitud como el que estremeció a Puerto Rico la madrugada del 7 de enero.

“Nos percatamos de varias deficiencias y aspectos que se pueden ver a simple vista que pueden poner en riesgo la seguridad de nuestros hijos y el personal que labora aquí e hicimos varios cuestionamientos a la directora”, narró Colón.

Grietas en paredes, techos y pisos de varios salones, al igual que en el área del comedor y la biblioteca, fueron algunos de los señalamientos planteados por el grupo, que además objetó que el informe no presenta las recomendaciones planteadas por el ingeniero ni certifica si el plantel es “sismo resistente” o cumple con los códigos de construcción relacionados a terremotos.

“Aquí hay grietas próximas a la línea de gas. También tenemos salones con una sola puerta y el techo del segundo piso está descansando sobre una reja”, manifestó la portavoz del grupo.

Los padres señalaron que varios salones presentan grietas en paredes y el techo. (Suministrada)

Los padres señalaron que varios salones presentan grietas en paredes y el techo. (Suministrada)

De igual manera, Colón señaló que al ser cuestionada sobre la confección del plan de desalojo de la escuela en caso de una emergencia la directora aceptó que fue ella quien lo confeccionó “junto a los maestros”, pero que luego los educadores del plantel negaron haber participado del proceso.

“Tenemos una rampa que está a punto de colapsar, ahora mismo está inhabilitada, por lo tanto no puede ser utilizada como ruta de desalojo.  En caso de una emergencia, los estudiantes que toman clase cerca de la rampa tienen que dirigirse a otro punto para salir del edificio, lo que nos preocupa porque esto puede provocar un ataponamiento ya que el espacio es estrecho”, agregó.

Los padres también cuestionan que el informe no hace mención sobre el fenómeno de la “columna corta”, una falla de construcción que ha sido señalada como una de las principales causas del colapso de estructuras como la Escuela Agripina Seda en Guánica, por lo que solicitan al Departamento de Educación (DE) una segunda evaluación del plantel por parte de otro ingeniero estructural.

“Planteamos que, mientras se realice la nueva evaluación, se pueda dar clases en ‘blackboard’ o internet. También que los padres vayan a buscar el material educativo y lo lleve a la casa, tipo ‘homeschooling’ o hasta dar clases en carpa, las cuales cinco padres estamos dispuestos a donar”, indicó Colón, quien lamentó que la respuesta de la directora fue que ya “todo eso lo habían hablado” en el DE y “no le dieron la autorización”.

Los padres señalaron que varios salones presentan grietas en paredes y el techo. (Suministrada)

Los padres señalaron que varios salones presentan grietas en paredes y el techo. (Suministrada)

Ante la negativa, el grupo de manifestantes aseguró que continuará frente al plantel hasta que sus reclamos sean escuchados por el DE.

Hoy fueron visitados por la directora de la región educativa de Caguas, Wendy Colón, quien, según la portavoz del grupo, solo se limitó a decir que todos los señalamientos de los padres ya estaban contemplados en las recomendaciones, las cuales no presentó.

“No vamos a parar. Vamos a llegar a donde tengamos que llegar y van a tener que escucharnos, en algún momento van a tener que ceder y darnos una solución. Queremos saber cuáles fueron las recomendaciones y cuál es el plan a seguir del departamento y necesitamos otra evaluación, una segunda opinión, ya que entendemos que esta escuela no es segura”, concluyó.

Publicado: 28 de enero de 2020