Widgets Magazine
Home / Estilos de Vida / Paso a paso: Cómo se produce café en Yauco
Planta de café. (Voces del Sur / Sara R. Marrero Cabán)

Paso a paso: Cómo se produce café en Yauco

Sara R. Marrero Cabán
Voces del Sur

En la mayor parte del mundo, el café es una de las bebidas más codiciadas. No solamente por sus propiedades energizantes, sino también por su sabor exquisito que ha enamorado a miles de personas desde que se descubrió.

Para los yaucanos, es de sus montañas que sale la mejor versión de este fruto. El proceso de producción en el Vivero de la montaña, ubicado en el barrio Río Prieto de Yauco, estuvo abierto al público ayer durante el recorrido Navidad me sabe a café, llevado a cabo en el marco del encendido navideño de este municipio.

“Este es el jardín del café. Esta es nuestra meta. Vamos a seguir trabajando, vamos a seguir sembrando, la vamos a seguir acondicionado para que el café siga siendo orgullo de Puerto Rico”, aseguró Nacho Pintado, dueño de la finca, durante el recorrido.

Yauco ha sido, históricamente, uno de los mayores productores de café en Puerto Rico. (Voces del Sur / Sara R. Marrero Cabán)

El deseo de confeccionar café de la mejor calidad se fortaleció después del paso del huracán María sobre Puerto Rico en el 2017, que destruyó casi la totalidad de los árboles de café.

Por ende, Pintado y su esposa, Marian Martínez Vidal, laboran afanadamente en el vivero, que es producto de un acuerdo colaborativo entre el ayuntamiento y la empresa Gustos Café.

Proceso de la cosecha del café

Acompañado de un ambiente fresco y perfumado, el café en el Vivero de la montaña se germina en arena y piedras. Esto, para asegurar que la planta germine derecha.

(Voces del Sur / Sara R. Marrero Cabán)

Luego, cuando brota su primera chapola (u hoja), se trasplanta. Es imprescindible que la raíz sea cubierta totalmente, ya que la introducción de aire puede matar la planta. En el tiesto, dura de seis a ocho meses en madurar para ser trasplantada a la tierra.

(Voces del Sur / Sara R. Marrero Cabán)

Este periodo de tiempo es el más crucial, ya que las plantas “son bebés” y requieren mucho cuidado.

Ya en tierra firme, el árbol tarda aproximadamente tres años en florecer.

(Voces del Sur / Sara R. Marrero Cabán)

Cuando el árbol da fruto, es esencial recoger las semillas maduras para así garantizar la calidad de la bebida. Además, es necesario recoger la semilla completamente de la rama para así evitar que le dé la plaga broca.

(Voces del Sur / Sara R. Marrero Cabán)

Luego, surge el beneficiado del café, que consiste en separar la cáscara de la pulpa.

(Voces del Sur / Sara R. Marrero Cabán)

(Voces del Sur / Sara R. Marrero Cabán)

Mientras que la cáscara se utiliza como composta, la pulpa se seca al sol por cuatro a cinco días. Cada dos horas, se remueven con un rastrillo.

(Voces del Sur / Sara R. Marrero Cabán)

Seguidamente, se clasifican las semillas por peso y por color y, finalmente, se lleva a la torrefactora para tostar.

(Voces del Sur / Sara R. Marrero Cabán)

Publicado: 9 de diciembre de 2019