Widgets Magazine
Home / Comunidad / Reborn Family Center en Juana Díaz: “si se restaura una familia, se restaura un país”
Dyhalmaris Hernández Torres, directora del Reborn Family Center en Juana Díaz. (Voces del Sur / Sara R. Marrero Cabán)

Reborn Family Center en Juana Díaz: “si se restaura una familia, se restaura un país”

Sara R. Marrero Cabán
Voces del Sur

Con la firme creencia de que, si se restaura una familia, se restaura un país, el Reborn Family Center en Juana Díaz ha servido voluntariamente a la comunidad por cerca de siete años. Y ahora lo hará desde su nuevo local que inauguró el pasado miércoles, 27 de noviembre.

“La visión de servicio nace (de mi abuela) mamá Crisa, que era una viejita orocoveña, y ella nos enseñó a servir. Nosotros queremos que la gente entienda que nosotros somos una esperanza para ellos. Ese llamado a servir, ese concepto de familia de que, si restauramos a una familia, restauramos a un país, esa es nuestra visión. No importa cómo estés, tenemos una esperanza. Nosotros nos movemos hacia eso, que la gente cuando entre por ahí entienda que hay una esperanza y que (ante) cualquier dificultad, hay gente que te quiere apoyar y que puede ayudarte a salir de ahí, de esa situación en donde estás”, afirmó Dyhalmaris Hernández Torres, directora del centro, en entrevista con Voces del Sur.

La entidad, posibilitada por el Centro de Adoración y Restauración Casa del Pescador, cuenta con tres programas que buscan dar esperanza y apoyo al núcleo familiar: Reborn Kids, Conexión compasión y Hablemos.

El proyecto Reborn Kids le ofrece clases de piano, guitarra o batería a niños y jóvenes de tres a 18 años de edad. En especial, las clases buscan asistir a niños con autismo o alguna diversidad funcional.

Salón de clase de música. (Voces del Sur / Sara R. Marrero Cabán)

“Son muchas experiencias muy gratas ver los niños progresar en su desarrollo, en esa interacción de los niños con autismo que tienen -quizás- unas limitaciones en cuanto a relacionarse uno con los otros, que sean incluidos en nuestras agendas, en nuestros programas y que participen con la misma oportunidad que cualquier otro niño. En presentaciones, nosotros tratamos de exponerlos en distintos escenarios, (como el Centro de Bellas Artes), Plaza del Caribe (y) en otros escenarios que ellos puedan también exponer su talento. Para nosotros, eso es un gran logro, aunque sea una nota en el piano”, aseguró.

Salón de clase de música. (Voces del Sur / Sara R. Marrero Cabán)

Además, cuenta con un acuerdo colaborativo con el municipio para que, semanalmente, los niños y jóvenes practiquen baloncesto en la cancha bajo techo de la comunidad Aguilita.

“Allí (en la cancha) nos reunimos todos los jueves (y) promovemos los valores, la autoeficacia, trabajamos las habilidades sociales con ellos para promover la sana convivencia y, como método de prevención, los exponemos al arte, la música y el deporte”, explicó.

Por otra parte, el proyecto Conexión compasión incluye servicios de trabajo social, capellanía, intervención en crisis y psicología a la familia en su totalidad.

Los voluntarios que ofrecen estos servicios profesionales incluyen a una psicóloga profesional y alumnos de la Universidad Ana G. Méndez (UAGM); Carlos Albizu University en Mayagüez; Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico, recinto de Ponce (PUCPR) y la Caribbean University, ya que el centro tiene acuerdos colaborativos con estas instituciones educativas.

Por otro lado, Hablemos es un proyecto de talleres de temáticas sobre el desarrollo integral para el ser humano dirigidos a empresas, organizaciones, escuelas y comunidades.

Recepción del Reborn Family Center en Juana Díaz. (Voces del Sur / Sara R. Marrero Cabán)

Reborn Family Center opera por donaciones del Centro de Adoración y Restauración Casa del Pescador, empresas privadas e individuos. De parte de la iglesia, el centro recibe aproximadamente $2,995 mensualmente.

Todos los servicios son libres de costo. Sin embargo, se recomienda que los padres de los niños y jóvenes que toman las clases de música aporten una donación para así pagarles las dietas y materiales a los profesores. Además, con estas aportaciones, cuatro niños son becados, ya que no pueden aportar monetariamente.

“Tenemos niños que empezaron quizás a los 12 años y ya son universitarios. Yo creo que esas son experiencias que nos llenan de satisfacción. Quizás hay muchos retos y muchas dificultades en el proceso, pero cuando tú escuchas esas historias de papás que se alegran por lo que está sucediendo con sus niños en sus etapas de desarrollo y por jóvenes que llegaron a la universidad y pensaron que jamás iban a estudiar, para nosotros es bien gratificante y nos da motivo para seguir haciendo lo que estamos haciendo y que otros puedan también transformar a nuestro país. Quizás no son grandes cantidades, pero nosotros creemos que uno que transforme transformamos a una familia y, así sucesivamente, a una comunidad”, subrayó.

Oficina del Reborn Family Center en Juana Díaz. (Voces del Sur / Sara R. Marrero Cabán)

Horario de clases de música

Las clases de piano se ofrecen los lunes y miércoles de 3:30 p.m. a 7:00 p.m. y los sábados de 9:00 a.m. a 2:00 p.m.

Mientras, las clases de guitarra y batería se ofrecen los sábados de 9:00 a.m. a 2:00 p.m.

Todas las clases son individuales.

¿Cómo ayudar?

Para aportar servicios voluntarios o donaciones monetarias, puede llamar al 787-202-1322 o escribir al correo electrónico rebornapoyosocial@gmail.com.

Edificio antiguo del Reborn Family Center e iglesia Centro de Adoración y Restauración Casa del Pescador. (Voces del Sur / Sara R. Marrero Cabán)

Publicado: 29 de noviembre de 2019