Widgets Magazine
Home / Noticias / Maunabo vuelve a quedar segundo en conteo de tinglares en Puerto Rico
Tinglares recién nacidas que murieron atrapadas en el sargazo acumulado de una playa de Maunabo (Marielle Yuret / Atmar)
Tinglares recién nacidas que murieron atrapadas en el sargazo acumulado de una playa de Maunabo (Marielle Yuret / Atmar)

Maunabo vuelve a quedar segundo en conteo de tinglares en Puerto Rico

Redacción Voces del Sur

Igual que en el 2018, Maunabo tuvo este año la segunda mayor cantidad de nidos de tinglar en Puerto Rico, según el censo del Programa de Especies Protegidas del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), completado el pasado 28 de septiembre.

Los datos, publicados por la organización Amigos de las tortugas marinas (ATMAR), muestran que en este pueblo del sureste se registraron 203 nidos de tinglares. Mientras, Dorado lideró con 207 nidos de tortugas de esta especie.

En total, se reportaron 1,300 nidos de tinglares a nivel isla.

“Según datos preliminares, el éxito de los nidos (eclosión y emersión de neonatos) fue sobre promedio, produciendo una gran cantidad de neonatos de tinglar. Nuestros números preliminares indican que sobrevivieron aproximadamente 60,000 neonatos. Se estima que de cada 1,000 neonatos, uno llega a adulto”, afirmó en declaraciones escritas Tania Vázquez Rivera, secretaria del DRNA.

El censo muestra un incremento comparado con el conteo del 2017, donde se reportaron 1,190 nidos.

“Se compara con la temporada 2017, pues los tinglares (generalmente) tienen un comportamiento bienal (evento que ocurre cada dos años). Estas variaciones de números por temporada dependen de la disponibilidad de alimento, temperatura en el mar, o posible mortandad mar afuera, entre otros factores que afectan su migración a áreas de anidación”, añadió.

La temporada récord de nidos fue reportada en el 2016, cuando se reportaron 2,177 nidos.

Hoy día, Puerto Rico cuenta con la mayor población de tortugas tinglares anidantes en el territorio de Estados Unidos y está segundo a nivel del Caribe, según el DRNA.

Otros pueblos sureños donde se registraron nidos de tinglar fueron Guánica (27), Guayanilla (8), Ponce (8), Cabo Rojo (1) y Guayama (17).

Cómo ayudar a conservarlas

Desafortunadamente, el tinglar está vulnerable o en peligro de extinción, dependiendo del lugar donde se encuentre.

Antonio Crespo Ramos, fundador de la organización Amigos de las tortugas marinas (ATMAR), aseguró en una entrevista previa con este medio que existen múltiples maneras de contribuir en la conservación de la especie, que no necesariamente incluye trabajar directamente con los nidos de las tortugas.

Estas son: evitar alumbrar la playa y utilizar luminarias que no afecten las tortugas marinas (ya que las luces las desorientan), no construir cerca de las playas de arena, no organizar actividades de noche en las playas, reducir el uso de plástico (ya que es la principal razón de muerte de tortugas en todo el planeta) y desechar adecuadamente los desperdicios para que no se cree un vertedero.

También puedes leer:

Publicado: 2 de octubre de 2019