Widgets Magazine
Home / Estilos de Vida / Plasmada en libro la historia de éxito de la Farmacia El Tuque en Ponce
El Dr. Juan Santos con Nilda Ghigliotty Velázquez y Nilda Banchs Sandoval durante la presentación del libro. (Suministrada)

Plasmada en libro la historia de éxito de la Farmacia El Tuque en Ponce

Michelle Estrada Torres
Voces del Sur

“Es una historia de éxito. Es una historia de amor. Es una historia de Ponce”, afirma Wilda Rodríguez en el prólogo del libro 30 años han pasado: Historia de la Farmacia El Tuque.

Porque más allá de contar los pormenores de cómo la ponceña Nilda E. Banchs Sandoval y la guayanillense Nilda Ghigliotty Velázquez levantaron la única farmacia de la comunidad que ha tenido el sector El Tuque en Ponce, visibiliza a sus residentes y contextualiza la trascendencia de esta empresa a nivel social y en la industria de la salud.

“El libro es tipo entrevista, Wilda va narrando y vamos hablando nosotras. Ella dice en el libro que nuestras voces son demasiado fuertes para callarlas, así que se puede decir que es un libro a tres voces”, describió Nilda Ghigliotty en un aparte con Voces del Sur durante la presentación del texto el pasado viernes.

El libro está disponible para la venta en la farmacia y en la librería El Candil en Ponce.

Este libro surgió por recomendación del artista Antonio Martorell, con quien las Nildas compartían en el restaurante La casa de las tías, que Wilda Rodríguez y Graciela Rodríguez Martinó tenían en el casco urbano de Ponce.

“La idea auténtica del libro fue de Martorell. En las tertulias que teníamos en La casa de las tías, siempre nos decía ‘ustedes tienen que escribir un libro’ y un día dijo ‘y Wilda va a ser la escribana’. Al cumplir los 30 años pensamos que era una buena oportunidad para sacarlo”, recordó Nilda Banchs.

“Wilda y Martorell decían que esta era una historia de éxito y que el pueblo necesitaba historias de éxito. El libro trata de cómo, de empezar desde cero, se logró esto. Narra las vicisitudes y lo que implicó, cómo fuimos progresando, dándole una mejor farmacia a El Tuque y un mejor servicio”, agregó la farmacéutica.

La Farmacia El Tuque fue un emprendimiento arriesgado que conllevó muchas horas de trabajo y sacrificios para lograr posicionarse como una empresa rentable. Y ahí estuvieron mano a mano las Nildas, con el creciente apoyo de su comunidad.

Nilda Banchs, farmacéutica, y Nilda Ghigliotty, experta en computación, compraron la llave de la farmacia del doctor Osvaldo Orengo, que llevaba seis meses cerrada por falta de farmacéutico, y la reinauguraron el 3 de diciembre de 1988. El local estaba ubicado en la esquina de las calles Ernesto Ramos Antonini y Doctor Manuel Pila.

Al recordar la movida, Orengo se alegra de que sus compradoras hayan sido empresarias del patio y no una cadena extranjera.

“La comunidad El Tuque nunca ha podido estar mejor servida. Me río ahora cuando pienso que por un par de pies la Farmacia El Tuque no fue un Walgreens. Y estoy convencidísimo de que la comunidad salió ganando”, menciona Orengo en el libro de 141 páginas.

Ahí estuvieron 16 años, hasta que llegó el momento de crecer y mudarse. El 9 diciembre 2004 cerraron el viejo local y al día siguiente inauguraron el nuevo espacio, localizado en la esquina de la calle Ramos Antonini con la cuesta de Los Millonarios. El libro recoge los primeros 14 años de esa segunda etapa.

“Fue un proceso bien bonito. No solo fue darle forma, sino profundizar en cosas que ellas ni siquiera se habían percatado que eran parte de la historia, como la historia de El Tuque, ir a las raíces del barrio más grande de Puerto Rico.  Para mí fue un privilegio muy grande poner mi voz con la voz de ellas y con la de todos los que participaron”, expresó Wilda Rodríguez.

El libro contiene testimonios de clientes, empleados y gente del barrio.

“La escritura es sencilla, pero tiene el peso que requiere un escrito histórico como este”, aseveró Rodríguez.

Nilda Ghigliotty Velázquez y Antonio Martorell. (Suministrada)

La portada es un diseño de Martorell, inspirada en la fachada de la farmacia y un frasco de apotecario.

“Me encantó el libro. Es tan refrescante. Es un relato a la vez serio y tierno. Refleja no solo la naturaleza generosa y dedicada de las Nildas, sino el talento narrativo de Wilda y la grandeza de este barrio El Tuque, que es grande por su grandeza espiritual, solidaridad y sentido ciudadano.  Y que las Nildas hayan venido aquí a corresponder a esa necesidad me parece admirable”, opinó Martorell.

Amigos, colegas y clientes acompañaron a las dueñas de la farmacia en la presentación del libro. (Suministrada)

El libro está disponible para la venta en la farmacia y en la librería El Candil en Ponce, donde se presentará el 20 de septiembre desde las 6:00 p.m.

“Vamos por los próximos 30 años. Nadie sabe cuántos más uno logre. Esperamos que sigamos dándole la misma fuerza, énfasis y pasión al trabajo que hacemos y que la gente así mismo lo reciba, y que sigan sintiendo lo que nosotras sembramos aquí. Y ojalá se pueda hacer perenne esa forma de servir”, afirmó Nilda Banchs.

Publicado: 3 de septiembre de 2019