Widgets Magazine
Home / Noticias / En la recta final el juicio en contra de Tito Kayak
Alberto de Jesús "Tito Kayak". (Voces del Sur)
Alberto de Jesús "Tito Kayak". (Voces del Sur)

En la recta final el juicio en contra de Tito Kayak

Sara R. Marrero Cabán
Voces del Sur

El juicio en contra de Alberto de Jesús Mercado “Tito Kayak” de un cargo de apropiación ilegal agravada se encuentra en la recta final luego que hoy, miércoles, concluyó el desfile de prueba en la sala 501 del Tribunal de Ponce.

Mañana en la sala, presidida por el juez Miguel A. Cordero González, la defensa del ambientalista y el Ministerio Público presentarán sus argumentos finales antes de que el jurado, compuesto por ocho mujeres y cuatro hombres, comience a deliberar.

“Estamos en un punto bien neurálgico del caso. Creo que todo el público vio lo que pasó y veremos si eso fue efectivo o no”, expresó el abogado Donald Milán Guindín, quien forma parte de la defensa del ambientalista en un aparte con Voces del Sur.

Primer testigo

El primer testigo interrogado del Ministerio Público, representado en corte por los fiscales Carlos González López y Annette Esteves, sentaron a declarar a tres testigos, todos agentes policiacos. El primero fue el teniente Ramiro Fernández Colón, quien estaba asignado el día de los hechos a “asegurar la protección de los manifestantes”.

Según la teoría del Ministerio Público, Tito Kayak apagó un generador eléctrico utilizado por la Uniformada el 3 de agosto de 2017 durante una manifestación ciudadana y luego se apropió de la cartuchera que contenía las llaves y la tarjeta para suplir combustible. El generador estaba conectado a unas luminarias empleadas para iluminar el Campamento contra las cenizas de carbón en la carretera PR-385 en Peñuelas.

Milán Guindín llevó al testigo a confirmar que, por cuanto las luces se apagaron al remover la llave del generador y el incidente ocurrió a las 3:50 a.m., no había luz suficiente para que el teniente identificara positivamente si la persona que cometió el acto fue el acusado.

Además, el teniente acertó que no estaba de frente al acusado al momento de los hechos.

El abogado señaló que estos datos contradicen detalles de su declaración jurada.

“En la segunda página, usted dice en ese momento, ‘me percaté que era Tito Kayak, abrió la tapa del generador y sacó las llaves’. (Recuerdo que cuando el fiscal le preguntó esto durante la vista preliminar) usted dijo, y lo cito, ‘lo que sucede es que del ángulo en que yo estaba, no vi si (Tito Kayak) se llevó las llaves’”, puntualizó Milán Guindín.

“Desde el ángulo en que yo estaba no vi si (Tito Kayak) se llevó las llaves”, respondió el testigo.

“Sin embargo, usted pone eso en su documento”, recalcó el abogado.

Acto seguido, el fiscal González López solicitó al testigo aclarar que, aunque la manifestación continuó hasta casi las 11:00 a.m., De Jesús Mercado se alejó de la manifestación inmediatamente que se apagó el generador y no estuvo presente en el área durante el resto del día.

En el contrainterrogatorio, Milán Guindín presentó en sala un audio del testimonio de Fernández Colón durante la vista preliminar en el cual afirmó que no estaba claro en haber visto a “Tito Kayak” retirar las llaves y apagar el generador.

Segundo testigo

La fiscal Annette Esteves se dirigió al agente Milton Feliciano quien estableció que, esa madrugada, vio al teniente Fernández Colón haciéndole señas para atraer su atención sobre una persona que corría hacia el generador.

“Cuando (Fernández Colón) me hace señas, yo me volteo y veo un individuo que mete la mano, apaga (el generador) y sale corriendo hacia los manifestantes”, rememoró el agente.

El segundo testigo añadió que “el individuo” vestía una camisa negra, pantalón azul y “tips”, o mechas de otro color, en su cabello.

En el redirecto, Milán Guindín le cuestionó al agente sobre su declaración en sala y lo escrito en la declaración jurada.

“¿Cuándo fue la última vez que leyó la declaración jurada?”, interrogó.

“Esta mañana”, respondió.

“En la página de atrás, usted dice ‘apaga el generador (y se va corriendo con) las llaves del generador’”, aseveró Milán Guindín.

El agente refutó que esta fuera su respuesta en el documento.

Tras la respuesta, la defensa le facilitó el documento al testigo, quien no tuvo otra opción que confirmar en sala que su respuesta y la declaración jurada no eran congruentes.

Tercer testigo

El agente José Vélez explicó al fiscal González López que recibió una llamada telefónica en el cuartel de Peñuelas a eso de las 6:30 p.m. del día en que ocurrieron los alegados hechos.

Un ciudadano, identificado como Wilmer Estrada, reportó el hallazgo de unas llaves y una cartuchera negra “en la carretera cerca del área de la manifestación”.

Coincidentemente, Vélez estaba investigando el hurto de las llaves cuando recibió la llamada.

Milán Guindín hizo que el agente acertara que las llaves, la cartuchera y la tarjeta estaban en “perfectas condiciones” y que no se habían utilizado.

En adición, declaró que, durante la investigación, ni Fernández Colón ni Feliciano informaron de la presencia de otros agentes en el día del incidente.

Abogado ausente

Previo al inicio de los testimonios, tanto Milán Guindín como el otro integrante de la defensa, Pedro Santiago Vélez, solicitaron al juez detener el proceso ante la ausencia del tercer integrante del equipo, el licenciado Ángel Mangual Correa, quien se ausentó por condiciones de salud.

Sin embargo, el magistrado no concedió esta petición ya que lo consideró innecesario porque ya “el acusado está muy bien representado”.

Durante el transcurso del proceso, el caso se ha visto dilatado por múltiples razones incluyendo el paso del huracán María sobre Puerto Rico y luego debido a una controversia por el uso de camisas con mensajes alusivos en contra de las cenizas de carbón por parte de miembros del público.

Publicado: 31 de julio de 2019