Widgets Magazine
Home / Noticias / Confinados de Guayama construyen cajas de cría para ocho apicultores
Confinados de la Institución Guayama 945 construyeron 122 cajas de cría para las colmenas de ocho apicultores. (Suministrada)
Confinados de la Institución Guayama 945 construyeron 122 cajas de cría para las colmenas de ocho apicultores. (Suministrada)

Confinados de Guayama construyen cajas de cría para ocho apicultores

Redacción Voces del Sur

Por segunda ocasión, los confinados de la Institución Guayama 945 han construido cajas de cría para el desarrollo de colmenas de ocho apicultores locales.

Este proyecto se posibilitó tras la segunda colaboración del Departamento de Agricultura (DA) y el Departamento de Corrección y Rehabilitación (DCR) a través del taller de Programa de Empleo, Adiestramiento y Trabajo (PEAT).

«Estas cajas constituyen su unidad de producción. Sin ellas no puede acomodar la colmena para extraer la miel. Cada caja le producirá una cantidad de galones de miel al apicultor que al final es el producto agrícola que le genera ganancias y aporta a nuestra economía», explicó el secretario de Agricultura, Carlos Flores, en declaraciones escritas.

Mediante el acuerdo, el Departamento de Agricultura (DA) le otorgó los materiales y el modelo de la caja de cría al DCR para que los confinados la construyeran a un costo significativamente más bajo que el comercial.

El precio acostumbrado de importación desde los Estados Unidos era de $90 a $140. Sin embargo, con este acuerdo el costo ahora fluctúa de $30 a $40 por unidad, se informó.

Los apicultores que recibieron las 122 cajas fueron José Ríos Coreano, Christian López Astacio, Mario Cruz Arroyo, Geovanie Vega Morales, Hermes Conde, Rafael Solá, Julio Clausell y Freddie Souchet. Las cajas podrán producir un poco más de dos galones de miel.

Con la elaboración de más de 500 cajas –entre las dos etapas- no solo se fortalece la industria agrícola de la miel, sino que también se logran los objetivos de rehabilitación de los confinados.

«Este proyecto apoya grandemente los objetivos que el DCR se ha trazado a través PEAT para proveerle (las) herramientas de rehabilitación que pueden implementar al integrarse a la libre comunidad. Al mismo tiempo, les ofrece un sentido de responsabilidad mayor, pues reconocen que las cajas que están construyendo ayudarán al agricultor local, al fortalecimiento de la industria apícola y a nuestra economía», declaró el secretario del DCR, Erik Rolón Suárez.

Publicado: 17 de diciembre de 2018