Widgets Magazine
Home / Noticias / DRNA no limpia las playas de Guánica y Lajas
La isla Mata la Gata, en la costa de Lajas, no tiene personal fijo del DRNA, por lo que no recibe mantenimiento regular. Voluntarios, operadores de embarcaciones, caseteros y el Municipio de Lajas colaboran en su limpieza. (Voces del Sur)
La isla Mata la Gata, en la costa de Lajas, no tiene personal fijo del DRNA, por lo que no recibe mantenimiento regular. Voluntarios, operadores de embarcaciones, caseteros y el Municipio de Lajas colaboran en su limpieza. (Voces del Sur)

DRNA no limpia las playas de Guánica y Lajas

El Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) no se está haciendo cargo de la limpieza de las playas de Guánica ni de los cayos de La Parguera en Lajas, tarea que le corresponde por tener jurisdicción en la zona marítima puertorriqueña.

Además, el DRNA ha abandonado la isla Mata la Gata, en la costa lajeña, donde no tiene personal fijo como antes. Sus instalaciones sanitarias están descuidadas y malolientes por falta de mantenimiento regular.

Ese cayo, junto a Caracoles, es uno de los más visitados por los turistas locales y extranjeros en La Parguera.

El alcalde de Guánica, Santos Seda Nazario, denunció que ha tenido que asumir la limpieza de las playas más visitadas de su municipio ante la ausencia del DRNA.

“Guánica tiene 28 playas. Lo voy a poner desde un macro para que entienda por qué me siento harto, esa es la palabra. De esas 28 playas, sabemos que alrededor de ocho son las que comúnmente utiliza nuestra gente. Playa Santa, La Jungla, etcétera. El Departamento de Recursos Naturales no estableció ningún contrato con ningún contratista para la limpieza de estas playas. Quien tiene que hacer esa limpieza es el municipio de Guánica y distintos grupos que colaboran, como en Playa Santa que nuestros comerciantes colaboran”, indicó Seda Nazario en entrevista con Voces del Sur.

El ejecutivo municipal puntualizó que, no solo el DRNA no destina empleados a esta tarea, sino que no provee equipo.

“Nosotros tenemos que hacer esa limpieza. (Ponemos) Equipo, ‘trimmer’, gasolina. Ni tan siquiera nos dan las fundas para echar la basura”, sostuvo.

El DRNA ha ido perdiendo empleados consecuentemente en la pasada década. Seda Nazario recordó que durante el cuatrienio de Luis Fortuño la agencia subcontrató el servicio de limpieza de playas en Guánica y el mismo se canceló bajo la administración de Alejandro García Padilla. Bajo el mandato de Ricardo Rosselló Nevares, la agencia dirigida por Tania Vázquez Rivera no ha asumido la limpieza con su personal ni mediante un contratista.

“Las razones que se nos dan es que no hay personal y yo he contrarrestado diciendo que otorguen contratos como hicieron en el pasado. Aquí había unas personas contratadas para recoger la basura y limpiarlas, hasta hace dos años. He hablado con Tania Vázquez y me dijo que estaría trabajando el asunto, pero que por el momento no se están otorgando contratos por la cuestión de los fondos”, señaló el alcalde.

Empleados de Obras Públicas del Municipio de Guánica durante una limpieza de playa. (Facebook / Santos Seda Papichy)

Empleados de Obras Públicas del Municipio de Guánica durante una limpieza de playa. (Facebook / Santos Seda Papichy)

Mientras tanto, comerciantes, individuos y grupos voluntarios colaboran en la gestión junto al municipio.

“Del sector privado yo estoy muy agradecido. Hay un grupo en Playa Santa que está haciendo un trabajo extraordinario junto a nosotros”, apuntó Seda Nazario.

Dependen de voluntarios

El DRNA cuenta con una división de mantenimiento de playas que es la que se encarga de esta tarea, pues los vigilantes tienen una función de seguridad.

En Playita Rosada, la única playa en la costa de Lajas que tiene gazebos, área de BBQ, duchas y baños, hay solo cuatro empleados de mantenimiento para cubrir toda la semana. Como el DRNA tiene un acuerdo de comanejo con el Municipio de Lajas, allí van empleados de Obras Públicas.

“Se asigna el personal semanalmente dependiendo de la situación y de si alguien se ausenta, y se envía a Manejo de Emergencias si ocurre una situación”, dijo el alcalde de Lajas, Marcos Irizarry Pagán, a Voces del Sur.

Cayo Caracoles en la costa de Lajas. (Voces del Sur)

Cayo Caracoles en la costa de Lajas. (Voces del Sur)

Sin embargo, el DRNA no tiene empleados de mantenimiento asignados a los cayos de Lajas, entre los que se cuentan Caracoles, Mata la Gata y Enrique como los más visitados por los turistas.

Manuel Torres Torres, un residente de La Parguera conocido popularmente como “Siete”, confirmó que en los cayos la limpieza depende, mayormente, de los operadores privados de botes, vecinos y voluntarios.

“El departamento y la alcaldía, que son los que tienen que ver con esto, más los boteros, cuando termine el ‘weekend’ debieran traer un personal para que recoja la basura”, opinó Torres Torres, quien fue empleado del DRNA.

Al preguntarle si ha visto recogido de basura regular, respondió que “no, no lo hay”. Él es uno de los voluntarios que recoge desechos ocasionalmente.

Esta ausencia del DRNA resalta, particularmente, cuando se llevan a cabo eventos como Floatopia, que en mayo pasado reunió a cientos de personas con flotadores y embarcaciones en Caracoles, y dejó una estela de basura. En esa ocasión, el DRNA no se hizo cargo de la limpieza.

Manuel Torres Torres, conocido como Siete, es un residente de La Parguera que recoge basura en los cayos de manera voluntaria. (Voces del Sur)

Manuel Torres Torres, conocido como Siete, es un residente de La Parguera que recoge basura en los cayos de manera voluntaria. (Voces del Sur)

Cayo tirado a pérdida

Anteriormente, Mata la Gata sí tenía un empleado asignado e incluso el DRNA cobraba por el uso de las instalaciones. Ahora, sin embargo, se encuentra en estado de deterioro. Hay basura regada, las áreas de cocinar y de cambiarse están sucias, y los baños emiten un hedor desagradable, aparte de que no están debidamente equipados.

“En el ‘weekend’ yo no veo personal allí. Quien está atendiendo en este momento Mata la Gata son los boteros, que recogen la basura. Pero que haya vigilancia de alguien, no existe. Yo soy testigo, más yo trabajé en el departamento y yo veo porque siempre estoy en el mar”, expresó Torres Torres.

Isla de Mata la Gata en la costa de Lajas. (Voces del Sur)

Isla de Mata la Gata en la costa de Lajas. (Voces del Sur)

Por su parte, el alcalde lajeño aseguró que envía a conserjes del poblado a limpiar Mata la Gata cuando se acaba el fin de semana, aunque no precisó periodicidad. Además, confirmó que después del huracán María “lo que se hizo allí (en términos de reconstrucción) fue obra de los caseteros, transportistas y el municipio; el departamento no aportó nada”.

Irizarry Pagán mencionó que los baños son de composta y se necesitan $2,400 para limpiarlos, tarea que debe hacerse cuatro veces al año. Indicó que lo conversó hace dos meses con Vázquez Rivera y concluyeron que “tenemos que buscar el dinero de diferentes fuentes”, porque los recursos municipales son limitados.

“Estamos coordinando con los transportistas para colaborar. Ahora yo creo que viene la primera limpieza, hay que hacer las cotizaciones”, dijo el alcalde, al mostrarse confiado en que al finalizar el verano podrán reunirse nuevamente.

El alcalde agregó que “antes el DRNA tenía personal, pero como no hay chavos para nada eso cambió. Llegará el momento en que, si no hacen arreglos, tampoco tendrán a nadie en las lanchas. En el agua casi no hay nadie (vigilantes)”.

No provee información el DRNA

Guánica y Lajas pertenecen a la región de Mayagüez del DRNA, dirigida por Mayra Rivera. Voces del Sur acudió a la oficina ubicada en Hormigueros y solicitó hablar con Rivera, pero un empleado identificado como Harry Pérez informó que esta no tenía autorización para hablar con periodistas y refirió las preguntas a la oficina de prensa del DRNA.

Dos días después, este medio coincidió con Rivera en una actividad en Cabo Rojo e insistió en la entrevista, pero la funcionaria confirmó que no estaba autorizada a expresarse.

Ni Rivera ni Aniel Bigio, oficial de prensa del DRNA, respondieron las preguntas que les formuló Voces del Sur por escrito sobre la cantidad de empleados que tiene la división de mantenimiento de playas en la región de Mayagüez, cómo están distribuidos, cada cuánto se realizan las limpiezas y cuáles fueron las últimas intervenciones en Guánica y Lajas.

Cabe señalar, además, que Bigio no responde las llamadas ni los mensajes de texto de Voces del Sur desde el 2 de junio de 2018, cuando se le hizo un requerimiento de información sobre la limpieza de Caracoles tras el evento Floatopia.

Bigio informó a este medio el 1 de junio que los vigilantes del DRNA –no los empleados de mantenimiento- fueron al cayo el miércoles, 30 de mayo, tres días después del concurrido evento de flotadores, y aseguró que estos no encontraron basura. Sin embargo, según una nota publicada por el periódico El Nuevo Día el 2 de junio, Vázquez Rivera aseguró que el DRNA limpió una cantidad indeterminada de basura del cayo. Ante el choque de versiones, Voces del Sur pidió explicaciones a Bigio, pero al presente este no ha respondido.

Por el contrario, el oficial de prensa removió a este medio de la lista de envíos de convocatorias y comunicados de la agencia.

El alcalde de Lajas reiteró, en la más reciente entrevista con Voces del Sur, que “nosotros (el municipio) y los buzos voluntarios limpiamos” la basura dejada por los asistentes y organizadores de la actividad. Asimismo, un empleado del DRNA que prefirió no identificarse por temor a represalias también confirmó que el personal de mantenimiento que la agencia tiene destacado en Playita Rosada no fue enviado a Caracoles a limpiar.

Publicado: 22 de agosto de 2018