Widgets Magazine
Home / Cultura y Entretenimiento / Sureño dirá presente en las grandes ligas de música de marcha
Carlos Manuel Alicea Quiñones participará en el evento Drum Corps International World Championship junto al Music City Drum and Bugle Corps.
Carlos Manuel Alicea Quiñones participará en el evento Drum Corps International World Championship junto al Music City Drum and Bugle Corps. (Suministrada)

Sureño dirá presente en las grandes ligas de música de marcha

El fuerte embate del huracán María no pudo detener al músico sureño Carlos Manuel Alicea Quiñones de perseguir su sueño de presentarse en uno de los máximos escenarios de la música de marcha: el prestigioso evento Drum Corps International World Championship.

El camino no ha sido fácil para este artista natural de Guánica, quien desde 2013 forma parte de la Banda Escolar de Guayanilla y que a partir de este mes será uno de los integrantes del colectivo musical Music City Drum and Bugle Corps con base en Nashville, Tennessee.

“Precisamente fue en septiembre del pasado año que contacté al Music City para preguntarles cómo podía adicionar, pero pasó el huracán y perdí contacto con ellos. No fue hasta entre octubre y noviembre que mi teléfono volvió a tener señal y me pude percatar de todos los mensajes que habían dejado preguntando si estaba bien y brindando apoyo”, narró a Voces del Sur el también estudiante del recinto de San Germán de la Universidad Interamericana de Puerto Rico.

Aunque jamás los había conocido en persona, los encargados del colectivo estadounidense les enviaron comida, agua y otras ayudas a Alicea Quiñones y su familia, al tiempo que le expresaron su interés de que fuera a participar del proceso de audiciones que se llevaría a cabo en diciembre.

“En un momento les escribí para darle las gracias por todo lo que habían realizado y explicarles que se me iba a hacer bien cuesta arriba poder ir a adicionar debido a que María provocó daños en nuestra casa y la situación económica era difícil. Ellos me respondieron ‘tranquilo, de eso nos encargamos nosotros. Nos vamos a asegurar que vengas’”, continuó el egresado de la Escuela Especializada en Bellas Artes Ernesto Ramos Antonini de Yauco.

Así las cosas, Music City Drum and Bugle Corps ayudó a Alicea Quiñones a pagar los costos de la matrícula de la audición y los boletos aéreos. Al llegar lo recibieron con una gran fiesta en la que ondeó la monoestrellada.

“Ese día no pude contener las lágrimas porque por fin pude conocer a la gente que me ayudó tanto en este proceso”, reveló.

Carlos Manuel Alicea Quiñones forma parte de la Banda Escolar de Guayanilla desde 2013.

Carlos Manuel Alicea Quiñones forma parte de la Banda Escolar de Guayanilla desde 2013. (Suministrada)

Durante tres días el joven de 20 años tuvo que aprender complicadas coreografías y rutinas que exigieron gran coordinación y esfuerzo físico. Para esto, indicó, llevaba practicando cerca de un año con la ayuda de su madre, Ada Quiñones Segarra, y la coreógrafa de la Banda Escolar de Guayanilla, Susan Amil Cintrón.

“Por mucho tiempo me interesó esta faceta de las bandas de marcha, pero pensaba que no podía por ser músico y no se puede hacer ambas cosas a la vez. Tanto estuve hasta que me matriculé en un campamento de verano de la banda de Guayanilla y desde ahí comencé a aprender”, abundó el sureño, quien domina diversas técnicas con banderas y rifles.

Tras completados los talleres, los prospectos fueron divididos en grupos de 10 para el proceso de evaluación que exigía que cada persona que cometiera un error debía sentarse y permitir al resto continuar.

“Cuando al final de la demostración lancé mi bandera al aire y la capturé todo el mundo allí me aplaudió. Luego vinieron a darme un abrazo grupal y me decían ‘Puerto Rico you made it’, comentó.

El guaniqueño fue una de las personas seleccionadas para la segunda audición, proceso denominado ‘call back’ que exigió que continuara aprendiendo nuevas rutinas en la isla a través de vídeos que enviaban los instructores. Cada aspirante tenía que hacer lo mismo y luego en abril se reportarían nuevamente a Nashville para ser evaluados.

“Ellos grababan las coreografías y luego las enviaban para que aprendiéramos y demostráramos que éramos capaces de ejecutarlas. Tenía que grabarme en una cancha con una camiseta específica y luego enviarles el vídeo”, detalló.

Las coreografías formaron parte de la rutina diaria de Alicea Quiñones durante los meses de enero y marzo. A lo largo del proceso logró rebajar 30 libras.

“En abril ellos me enviaron la evaluación de marzo con un (documento) PDF el cual ignoré hasta que empecé a leer que me estaban felicitando. Cuando veo la hoja me percaté que se trataba del contrato oficial de la banda. Expresaron que estaban impresionados con todo lo que había mejorado y que estaban confiados en mi trabajo”, indicó.

Tras regresar al continente norteamericano para concretar los trámites de su integración al Music City Drum and Bugle Corps y conocer los detalles de las rutinas que tendrá que ejecutar durante las presentaciones del colectivo, Alicea Quiñones retornó a Puerto Rico. A finales de mayo se integrará de lleno al conjunto, que lo llevará a una gira de varios meses por distintos puntos de Estados Unidos.

“Solo tendremos dos semanas para aprender el espectáculo completo, por lo que será un gran reto para todos. En junio la banda comenzará a presentarse en diferentes estadios y desfiles hasta el 9 de agosto cuando serán las preliminares del Drum Corps International World Championship en el Lucas Oil Stadium de Indianápolis. Si clasificamos competiremos el 10 en la semifinal y nuestro desempeño ese día determinará si nos presentamos en la final el 11”, precisó.

El integrante de la Banda Escolar de Guayanilla subrayó que el proceso no fue fácil ya que ha tenido que ingeniárselas para recaudar fondos para poder costear los viajes a Nashville y otros gastos relacionados con su participación con el grupo musical. Para eso ha contado con la ayuda de varias entidades como la Mercer Island High School Marching Band y el recinto de San Germán de la Interamericana.

Al regresar de la competencia, Alicea Quiñones continuará sus estudios en el recinto sangermeño.

“Mi meta es educar, ser buen maestro de música y llegar a ser un director de banda reconocido. Me gustaría inspirar a través de mi trabajo a otros jóvenes a seguir carreras no solo en la música y el arte, sino en cualquier otra rama. Querer es poder y si uno se esfuerza puede alcanzar cualquier meta”, concluyó.

Publicado: 7 de mayo de 2018