Widgets Magazine
Home / Noticias / Despliegan cientos de policías para asistir en depósito de cenizas en Peñuelas
La División de Operaciones Tácticas formaron un perímetro mientras el helicóptero continuaba sobrevolando el área.
La División de Operaciones Tácticas formaron un perímetro mientras el helicóptero continuaba sobrevolando el área. (Voces del Sur)

Despliegan cientos de policías para asistir en depósito de cenizas en Peñuelas

Pedro A. Menéndez Sanabria
Voces del Sur

Cientos de agentes de la Policía de Puerto Rico, incluyendo integrantes de la División de Operaciones Tácticas y SWAT, un helicóptero y decenas de patrullas se encuentran destacadas en el municipio de Peñuelas desde anoche como parte de un operativo para evitar que ciudadanos interfirieran con el depósito de cenizas de carbón en el vertedero Peñuelas Valley Landfill.

La Uniformada tomó por asalto anoche la carretera PR-385, bloqueando la salida de la carretera PR-2 y la intersección con la PR-127, al tiempo que removieron a integrantes del Campamento contra las cenizas de carbón que se encontraban apostados en la calle que da acceso a los rellenos sanitarios desde tempranas horas para impedir el tránsito vehicular.

El teniente coronel Carlos Miranda Soto expresó que las autoridades se encontraban allí para “hacer valer la Ley 22” y que la empresa Applied Energy Systems (AES), productora de energía mediante la quema de carbón en Guayama, tenía el aval para depositar las cenizas allí, aunque al ser cuestionado por abogados sobre la evidencia de este permiso dijo que no la tenía consigo.

Cuatro personas fueron arrestadas por la Policía, identificados como Orlando Flores, José Manuel Díaz, Luis Martínez Acosta y el líder comunitario Jimmy Borrero por alegadas violaciones a la Ley de Tránsito. Otras integrantes del campamento quedaron encerradas por horas en un negocio ubicado al lado de la entrada del vertedero ya que los agentes impidieron que salieran del local.

Mientras esto ocurría, unidades motorizadas escoltaban una treintena de camiones a lo largo del expreso PR-52 provenientes de Guayama.

Llegó la medianoche y la tensión se apoderó de Peñuelas.

Macana en mano, integrantes de la División de Operaciones Tácticas forzaron a las personas a despejar el área de la salida del expreso y formaron un perímetro mientras el helicóptero continuaba sobrevolando el área.

A los manifestantes no les quedó más remedio que moverse ante el despliegue de fuerza por parte del Gobierno de Puerto Rico. Varios de los presentes comenzaron a encender velas y antorchas. Otros reprochaban a los oficiales sus acciones indicándoles que las cenizas afectarán a todos por igual.

Finalmente llegaron 36 camiones que poco a poco hicieron su entrada ante la mirada de los presentes, que continuaron expresando su indignación ante lo ocurrido. Todos y cada uno de los vehículos entraron y se mantuvieron dentro del vertedero en lo que liberaban su carga, la cual, de acuerdo a varios estudios científicos, puede contener metales pesados como arsénico, plomo, mercurio, selenio, aluminio, antimonio, bario, berilio, cloro, cobalto, manganeso, molibdeno, níquel, talio, vanadio y zinc.

Pasaron varias horas y los camiones finalmente se marcharon.

La presencia policiaca en el lugar se mantuvo y hoy en la mañana se repitió el espectáculo.

Publicado: 12 de julio de 2017