Widgets Magazine
Home / Cultura y Entretenimiento / Monólogo La actriz regresa a Ponce en la piel de Maddy Rivera
Maddy Rivera interpreta a Rebecca Taylor Morales en el monólogo La actriz.
Maddy Rivera interpreta a Rebecca Taylor Morales en el monólogo La actriz. (Suministrada)

Monólogo La actriz regresa a Ponce en la piel de Maddy Rivera

Pedro A. Menéndez Sanabria
Voces del Sur

Por los pasados 12 años, Rebecca Taylor Morales ha sido una figura importante en la vida de la artista ponceña Maddy Rivera. Esto, porque el personaje, eje central del monólogo La actriz de Luis Torres Nadal, se ha convertido en su carta de presentación en las tablas, mereciéndole galardones internacionales y el respeto del público que presencia su emotiva interpretación.

Descrito por la sureña como una travesía entre lo real y lo ilusorio, la pieza reta al público a comprender el dilema existencial de una actriz cuyo momento de gloria quedó en el olvido y que consume sus días en un “teatro de quinta” entre el alcohol y los recuerdos.

“Es un monólogo exquisito que te va llevando en una montaña rusa de emociones. Te puedes reír con Rebecca o puedes llorar ya que ella se balancea entre la fantasía y la realidad, al punto que en momentos comienza a interpretar personajes que encarnó cuando fue grande”, indicó a Voces del Sur la también productora, quien en 2014 ganó el festival Monologando Ando de Nueva York precisamente con esta pieza, por la cual además fue nominada a los premios Artistas de Teatro Independiente (ATI) y de la Asociación de Cronistas de Espectáculos (ACE).

Aunque lleva tiempo encarnando a Taylor Morales, la ponceña describe cada experiencia como un reto, ya que tiene que trabajar con un diverso rango de emociones. Ello requiere prepararse intensamente para pisar el escenario fortalecida, pues tiene que canalizar experiencias sumamente dolorosas. De este modo, considera que la experiencia, en términos actorales, es un verdadero “banquete”.

“Tengo que confesar que cuando interpreté por primera vez en 2004, para un festival en el Teatro La Perla para conmemorar los 20 años de la fundación del taller Luis Torres Nadal, no la entendía. Ahora, tras años de estudiarla y ponerme en sus zapatos, se ha convertido en mi talismán debido a todas las satisfacciones que me ha dado desde ese entonces”, confesó Rivera al añadir que La actriz fue la pieza que la involucró en el mundo de los monólogos, acto que ahora se ha convertido en su medio preferido de actuación.

Maddy Rivera ganó ganó el festival Monologando Ando de Nueva York en 2014.

Maddy Rivera ganó ganó el festival Monologando Ando de Nueva York en 2014. (Suministrada)

Herramienta de vida

Además de haberle merecido reconocimientos, el discurso ha ayudado a la artista sureña a sobrellevar momentos personales difíciles cuando decidió dejar su vida en Miami y regresar a la Ciudad Señorial. Y al mismo tiempo le ha permitido lidiar con la partida de una mascota a quien había considerado parte de su familia por más de 16 años.

“Pasé un proceso emocional bien difícil, emocional, algo tan grande que atacó mi cuerpo por casi tres meses. Quiero que la gente entienda que dentro del dolor más grande se es posible salir y encontrar esa luz, pero nadie te va a dar las herramientas, está en ti. Tienes que hacer un esfuerzo por salir. Para mí fue a través de la actuación ya que regresé al escenario precisamente cuando me invitaron a presentar La actriz en San Juan”, relató.

“Retomé de nuevo el toro por los cuernos y desde entonces, ya casi tres años, he estado trabajando continuamente, inmersa en muchos proyectos, pero sin dejar el teatro”, agregó.

Innumerables recuerdos

El monólogo le ha brindado a Maddy Rivera numerosas experiencias gratas, como la ocasión es que Lydia Echevarría, quien fue la primera actriz en encarnar a Taylor Morales en 1976, se sentó en primera fila para ver su interpretación de la pieza.

“Estaba bien nerviosa ese día, pero a la vez emocionada. Luego de la presentación ella se acercó y me comentó que le encantó la puesta en escena y el giro que le di a Rebecca ya que, aunque es el mismo texto, ambas lo trabajamos de manera diferente”, narró.

La respuesta del público a los temas que se presentan a través de la vida de La actriz, como el sacrificar la familia por una carrera profesional, lo efímero de la fama, el alcoholismo y una maternidad fallida, siempre ha fascinado a Rivera, quien tras años de conocer al personaje asegura que no la juzga.

“La reacción del público es bien diversa. Hay gente que llora, otros que la odian. La juzgan bien brutal. Es bien interesante ya que considero que el dilema que presenta es un reflejo de la sociedad actual”, señaló.

El monólogo La actriz se presentará mañana, viernes, a las 8:30 p.m. en el Café Teatro Proscenium en el casco urbano de Ponce y contará con la presentación musical de Karla Sohé.

El costo de boleto de entrada es de $12.00.

Publicado: 13 de octubre de 2016