Widgets Magazine
Home / Comunidad / Educadora ponceña transforma vidas a través de la música
La educadora ponceña Celyana Moreno Santiago dirige el coro de niños desde el 2013. (Voces del Sur)
La educadora ponceña Celyana Moreno Santiago dirige el coro de niños desde el 2013. (Voces del Sur)

Educadora ponceña transforma vidas a través de la música

Pedro A. Menéndez Sanabria
Voces del Sur

Es aproximadamente la 1:00 de la tarde de un martes, como cualquier otro martes, y poco más de 20 niños del kindergarten de la Escuela Elemental Daniel Webster de Peñuelas llegan al salón de la educadora ponceña Celyana Moreno Santiago para tomar su clase de música.

Las pequeñas sillas azules están rodeadas de todo tipo de instrumentos musicales. Unas guitarras están apostadas en uno de los costados, mientras que cerca de la pizarra, donde están dibujadas unas hormiguitas llevando un saco, hay tambores y flautas. En otra esquina, acomodadas en perfecto orden, están unas campanas, cerca de un piano electrónico y unos triángulos.

Entre el bullicio, los niños y niñas comienzan a acomodarse. La maestra les anuncia que ese día tienen un juego y que van a cantar. Capta su atención, el bullicio cesa. Por los próximos minutos cantan al unísono una tonada sobre una masa mientras que pasan de mano en mano una pequeña almohada. Cada vez que la instructora deja de tocar, el que se queda con la “masa” debe que entonar una frase mientras el resto escucha atento. Le toca a un niño sentado en una esquina. Su timidez la delata su tenue voz.

Continúa el ejercicio y los pequeños comienzan a recitar la canción con más fluidez y alegría. La próxima vez que el pequeño de la esquina se queda con la masa, canta su estribillo con la confianza de un actor en los escenarios de Broadway.

Una vez terminado el ejercicio, la profesora instruye al grupo sobre ritmo con un ejercicio de fonética. Al concluir la clase, el bullicio regresa y el grupo parte nuevamente para su salón hogar.

Por los pasados años, Moreno Santiago se ha convertido en una pieza vital de su comunidad escolar al adaptar la música para enseñar distintos tópicos, al tiempo que ha logrado desarrollar en los pequeños la capacidad de controlar sus impulsos, tono de voz y energía.

“Cuando tú le das a los niños una herramienta que les agrada para crecer, tiene buenos resultados. Ellos aprenden de formas diferentes y por eso es que las artes no se pueden sacar de las escuelas, porque como tenemos niños que nacen para el deporte o la ciencia, hay otros que nacen para la música o para las artes plásticas y otros para el teatro, y esos niños tienen que encontrar donde sentirse bien”, explicó la educadora ponceña, quien ha desarrollado varios proyectos musicales a lo largo de su carrera en el magisterio.

Para la maestra, la argamasa de arte y educación no es algo nuevo porque las ha estado combinando desde los 19 años, cuando en su segundo año de cursos universitarios tuvo la oportunidad de desempeñarse en un salón de clases, pese a que originalmente su aspiración era otra.

“Yo siempre quise estudiar algo donde yo pudiera sentir que tengo un propósito. Pensé en muchas cosas, como la medicina y la sicología. En el camino me interesé por la músico terapia, pero en Puerto Rico eso no se enseñaba. Finalmente opté por educación con una concentración en música”, relató.

Integrando a los padres al proceso educativo

Desde el 2013, Moreno Santiago dirige un coro de niños constituido por estudiantes del plantel donde labora al igual que las escuelas peñolanas Adolfo Grana y Felipe Quiñones, para el cual ha integrado a los padres desde el primer día.

“Hice la primera audición durante las últimas semanas de clase. Luego llamé a los padres y les presenté un taller donde pudieron ver los beneficios de la disciplina coral y resalté el hecho de que para esto se necesita compromiso tanto del niño con de ellos (los padres)”, detalló.

Como parte del proyecto piloto, las primeras sesiones de préctica fueron durante el verano, época en la que los estudiantes usualmente no quieren estar cerca de su escuela. En este caso fue todo lo contrario. Apoyada de diversas actividades mantuvo el entusiasmo y llegado el mes de agosto ya tenía encaminado el proyecto.

La maestra y sus alumnos se preparan para el concierto del viernes, en el que les acompañará el reconocido pianista Adlan Cruz. (Voces del Sur)

La maestra y sus alumnos se preparan para el concierto del viernes, en el que les acompañará el reconocido pianista Adlan Cruz. (Voces del Sur)

“Más adelante cuando algunos de ellos llegaron a tercer grado y se me fueron para la otra escuela (el plantel Adolfo Grana Rivera), ellos quisieron seguir en el coro. Eso fue algo bien bonito para mí. Desde ahí el grupo creció con niños que tenían una base bien sólida”, continuó.

La instructora afirmó que en muchas ocasiones son los padres quienes impulsan a sus hijos a participar en las prácticas, las cuales se llevan a cabo fuera del horario de clases, y los motivan a dar el máximo.

“Los papás están bien contentos y ellos los instan a que continúen haciendo el sacrificio. Los nenes ven que sus papás están contentos y eso los mueve, ya que para un niño es importante que los papas estén felices”, mencionó.

En los pasados años, Moreno Santiago también ha tenido la oportunidad de trabajar por los pasados años con estudiantes de educación especial, con quienes ha logrado importantes avances por medio de la música.

Precisamente, uno de los sueños de la profesora es poder contar con instrumentos especializados que emplean el método Orff, que permite al alumno empezar a interpretar patrones rítmicos sencillos hasta llegar a piezas de conjunto.

“Este tipo de instrumento facilita la manera de enseñar música y por medio de ellos podría lograr más con estos estudiantes que con una guitarra o hasta una campana”, explicó.

Un aliado de renombre internacional

Desde principios de año, Moreno Santiago ha estado en contacto con el renombrado pianista puertorriqueño Adlan Cruz, quien luego de visitar el plantel para compartir con los estudiantes se ofreció a regalar un concierto para recaudar fondos para lograr esta meta.

El concierto, titulado Al compás de la esperanza y en el que participarán los integrantes del coro peñolano, tendrá lugar este viernes, 9 de septiembre en el Teatro La Perla de Ponce. El costo por boleto de entrada será de tan solo $10.00.

“La organización no ha sido fácil, ya que la escala del concierto es grande, pero la emoción de los niños me motiva a continuar”, aseguró la maestra.

Al momento de conceder la entrevista a Voces del Sur, la educadora esperaba respuesta a una carta enviada a la administración municipal de Ponce y su alcaldesa, María Meléndez Altieri, explicando los motivos del evento y solicitando que se le exima del pago por concepto del uso de la prestigiosa sala sureña.

Mientras tanto, indicó que la meta por el momento es llenar el teatro ponceño con 1,000 personas para poder recuperar lo invertido y obtener algo más para la compra de los instrumentos.

El concierto Adlan Cruz: Al compás de la esperanza está pautado para iniciar a las 7:00 p.m. Para más información puede llamar al número telefónico 787 601-3295.

Las personas que vivan en la región Sur tienen la opción de comprar su boleto en La Guitarra Music Center, localizado en el número 36 de la calle Sol en el casco urbano de Ponce, cuyo número telefónico es 787-843-6220.

Publicado: 7 de septiembre de 2016

Un comentario

  1. Gracias a todos los que asistieron al Concierto o cooperaron de alguna otra forma. Seguimos trabajando para alcanzar la meta y conseguir los instrumentos y las gradas de coro. Si desean ver lo que sucedió esa noche el el concierto pueden acceder a YouTube y allí verán el concierto completo. Espero que puedan disfrutarlo y no perderse el próximo que hagamos.