Widgets Magazine
Home / Turismo / Otras / Finca de girasoles: una parada obligada en Guánica
Finca El Girasol, en Guánica.
Finca El Girasol, en Guánica. (Voces del Sur)

Finca de girasoles: una parada obligada en Guánica

Guánica siempre se ha conocido por sus hermosas playas, razón por la cual miles de turistas lo visitan anualmente.

Sin embargo, hace poco más de dos años existe otra razón para detenerse en el Pueblo de la Amistad, y no tiene que ver con mar sino con flores.

Se trata de la Finca El Girasol, que se ha convertido en parada obligada para los que entran o salen de Guánica en sus recorridos turísticos o paseos domingueros y quieren sacarse fotos rodeados de estas hermosas plantas.

Froilán Ávila es el dueño de la finca, ubicada a un costado de la carretera 116 en la entrada de este municipio sureño, y quien le dio vida a este proyecto que se convirtió en turístico sin planificarlo.

Ávila y su padre comenzaron a sembrar girasoles hace cinco años para ayudar a costear sus estudios universitarios. Las ventas las hacían a la orilla de la carretera, rememoró el empresario. Luego consiguieron un sitio fijo dos años atrás y llegaron las visitas de los clientes que estaban interesados en ver de dónde salían las flores que adquirían.

“A los clientes les dio curiosidad y les empezamos a decir que vinieran los domingos, después sábado y domingo, y así paulatinamente hasta que decidimos arriesgarnos y recibir a nuestros clientes los siete días a la semana”, relató Ávila.

Es así que la Finca El Girasol comenzó a abrir de lunes a domingo, en horario de 10:00 a.m. a 5:00 p.m., para recibir personas interesadas en comprar girasoles y retratarse con ellos.

El dueño indicó que llegan muchos puertorriqueños de la isla y residentes en Estados Unidos, y que esto ha generado movimiento económico en la zona.

“Esta finca ha aportado mucho a la economía del pueblo de Guánica. Los comerciantes del área se han adaptado, los chinchorritos ponen música en vivo los fines de semana y han ampliado sus menús”, destacó.

Los girasoles se venden a dos por $5, a $25 la docena y a $2 al por mayor. A partir de Acción de Gracias, trabajarán ventas especiales con clases graduandas para ayudarles a recaudar fondos. La oferta, adelantó Ávila, será a $1.50 por flor para que los estudiantes las puedan revender y obtener ganancias.

En preparación para esa temporada y la de San Valentín, Ávila decidió cerrar desde esta semana por espacio de un mes para reacondicionar el terreno. La finca reabrirá al público el 15 de septiembre.

“Decidimos tomar un receso para volver a preparar el terreno, darle un pequeño descanso al suelo y hacer unas mejoras en el sistema de riego. Además, porque estamos en la época pico de huracanes, que es época de lluvias”, explicó.

Así, pues, a partir del 15 de septiembre, si todavía no se ha dado la vuelta por esta finca, aproveche y vaya, cámara en mano, para que se lleve un recuerdo distinto de Guánica. Para información, puede llamar al 939-402-7967.

Publicado: 17 de agosto de 2016