Widgets Magazine
Home / Deportes / Baloncesto / De fiesta uno de los pilares de los Leones de Ponce
José Antonio “Toño” Morales y César Bocachica relataron varias de sus experiencias con los Leones de Ponce.
José Antonio “Toño” Morales y César Bocachica relataron varias de sus experiencias con los Leones de Ponce. (Voces del Sur)

De fiesta uno de los pilares de los Leones de Ponce

Por las pasadas décadas, una de las constantes en las gradas del Pachín Vicéns durante los partidos locales de los Leones ha sido una de sus figuras emblemáticas, que hoy celebra 78 años de vida: el ex centro del quinteto ponceño César D. Bocachica, padre.

La franquicia sureña conmemoró hoy la trayectoria del jugador con una publicación a través de su perfil en la red social Facebook en la cual hace un recuento de su carrera deportiva. Bocachica fue una de las piezas claves en la época dorada del equipo en la década de los 60, durante la cual conquistaron cinco títulos.

“César jugó con los Leones 14 temporadas en las cuales Ponce logró la clasificación a las series postemporada todos los años, obteniendo cinco campeonatos nacionales (1960, 1961, 1964, 1965 y 1966) y cuatro subcampeonatos (1958, 1963, 1967 y 1968). Fue escogido como el Jugador Más Valioso en la Serie Final de 1961 del Baloncesto Superior Nacional”, reza el escrito en el que además lo felicitan por su cumpleaños.

El baloncelista ponceño, quien en 1978 fundó la Liga de Baloncesto Infantil Constancia en la Ciudad Señorial, compartió algunas de sus vivencias mientras defendió los colores rojo y negro durante un conversatorio el pasado mes de abril, en el que se celebraron los 70 años de fundación de los Leones.

“Cuando yo empecé tuve la dicha de encontrarme un grupo de buenos jugadores pero mejores personas, que me ayudaron en mi desarrollo y crecimiento, que sembraron esa semilla de amor que le tengo al baloncesto”, aseveró Bocachica durante la actividad celebrada en el auditorio que fue bautizado con el nombre de uno de sus compañeros de equipo, Juan “Pachín” Vicéns.

En ese momento al preguntarle qué significaba para él ese reencuentro de glorias de los Leones de Ponce, Bocachica lo resumió de esta manera: “Es bien difícil explicarlo, es una satisfacción enorme jugar 14 años con esta franquicia, dar todo lo que tenía y lograr los campeonatos”.

A lo largo de su carrera en el baloncesto, el centro también tuvo la oportunidad de representar a Puerto Rico en varios torneos internacionales incluyendo la primera Selección Nacional de esta disciplina que participó en unos Juegos Olímpicos en 1960 en Roma, Italia.

Bocachica se ha mantenido ligado al deporte y el desarrollo de nuevos talentos. En sus 78 años no ha dejado de seguir a su equipo de cerca, al punto de que todavía es usual verlo en los asientos más cercanos al canasto. Su legado ha continuado a través de sus hijos, algunos de los cuales tuvieron la oportunidad de jugar por Ponce y no es de extrañar que en el futuro cercano los fanáticos de Ponce vean a uno de sus nietos sudando la camiseta del equipo.