Widgets Magazine
Home / Deportes / Brujas de Guayama mueven cielo y tierra para mantener viva su franquicia
Las Brujas de Guayama se consideran una familia.
Las Brujas de Guayama se consideran una familia. (Voces del Sur)

Brujas de Guayama mueven cielo y tierra para mantener viva su franquicia

La valentía y esmero de las Brujas de Guayama quedó evidenciado desde mucho antes de que comenzara la actual temporada del Sóftbol Superior Femenino, cuando tres de sus integrantes dieron el todo por mantener viva la franquicia en un esfuerzo por honrar la memoria de la fundadora del equipo, la fenecida deportista María Mercedes “Mercy” Ledeé Collazo.

Armadas de una gran determinación, las jugadoras Dimarie Candelario, Gelyca de León y Leilany Vázquez tomaron las riendas de la administración del equipo y se embarcaron en una odisea no solo para obtener los auspicios necesarios para costear el equipo, sino además para cumplir todos los requisitos necesarios en la liga.

“En realizad soy más una portavoz ante la liga. Las que hicieron el equipo fueron las nenas, Gelyca, Dimarie y Leylani se tomaron la iniciativa y me dijeron ‘el equipo va’. Ellas buscaron las ayudas, se movieron a conseguir los permisos y gestionaron los seguros y el parque”, relató a Voces del Sur la apoderada de la novena sureña Carie Rodríguez, quien mencionó que a diferencia de otras franquicias el escaso presupuesto con el que opera el equipo no permite la remuneración económica por jugar.

Vivo el legado de Mercy Leedé

A lo largo del camino, las jugadoras enfrentaron varios momentos de frustración por el sinnúmero de negativas que recibieron a sus reclamos de auspicios y ayudas. Además, el proceso de permisos requirió de múltiples visitas a contadores y otro tipo de expertos. Aun así, las deportistas perseveraron ya que su meta estaba clara.

“A pesar de que nuestra vieja Mercy falleció de manera inesperada, ella no tenía un equipo, tenía una familia y queremos llevar siempre en alto su legado. A pesar de que el sóftbol nos gusta y queremos representar a Guayama, la razón principal para mantener el equipo es que queremos mantener su legado vivo. Que la gente sepa que esto va a seguir para largo”, sentenció la jardinera central Gelyca de León.

Las Brujas entraron en la liga superior hace tres años gracias a los esfuerzos de Ledeé Collazo, quien fundó la franquicia en un esfuerzo por brindarle a las jóvenes de Guayama una plataforma a través de la cual pudieran desarrollar sus destrezas deportivas en su propio pueblo. De igual forma, el equipo serviría como un medio para mantenerlas encaminadas en sus estudios fomentando la disciplina.

“Uno de los objetivos de Mercy cuando hace el equipo es mantener a las nenas en el parque, para así mantenerlas fuera de las drogas, embarazos prematuros y ese tipo de situación. Este era el sueño de Mercy, aquí lo importante no es ganar o perder sino la participación y hacer ruido, que la gente sepa que aquí en Guayama se está jugando buen sóftbol”, destacó la apoderada.

De acuerdo a la jugadora Dimarie Candelario, fue una aportación y una serie de gestiones por parte del representante Luis R. Ortiz Lugo las que permitieron que el equipo lograra jugar este año.

“Era bien importante que la franquicia no se perdiera, ya que esto es una herramienta bien importante para nuestro pueblo ya que a través de esto demostramos a los más jóvenes que hay espacios donde puedes desarrollarte y así fomentamos que se mantengan activos no solo en el deporte, sino también en las artes y otras disciplinas”, opinó la guardabosques que actualmente cursa estudios universitarios en educación física.

El esfuerzo de las jugadoras por mantener vivo el legado de la fundadora de las Brujas no pasó inadvertido, lo que quedó demostrado en el partido inaugural como locales.

“Cuando nosotros empezamos la temporada y vimos tanta gente en el parque eso nos motivó a que diéramos el máximo. El apoyo de la fanaticada es sumamente importante. El nosotros llegar a un parque y ver las gradas llenas de personas nos llena de adrenalina, nos hace enfocarnos en lo que estamos haciendo el terreno de juego”, resaltó Candelario.

Enfocadas en la clasificación

Durante el trayecto de la temporada, Guayama batalló de tú a tú con todos los equipos que enfrentó para terminar la temporada regular con marca de 3-9 y jugarán este fin de semana por uno de los dos boletos que restan para la postemporada.

“Nosotros siempre hemos tenido un defensa que nos ha llevado hasta donde estamos. En el bateo estamos un poquito atrás, pero si cada una se enfoca puede hacer su trabajo. Entiendo que podemos dar más”, indicó De León, quien se mostró confiada en que su equipo logrará la clasificación.

Guayama se reforzó en el último tramo de la primera fase del torneo con la experimentada lanzadora María Zayas, quien en poco tiempo se ha acoplado al equipo.

“El desempeño del equipo ha sido exquisito porque, aunque ha atravesado por unas altas y bajas, ha sabido reponerse y ahora estamos cerca de lograr el objetivo que es clasificar”, destacó lanzadora.

Para la apoderada del equipo, la integración de nuevas deportistas como Zayas no es fácil, ya que gran parte del núcleo de atletas que componen a las Brujas está jugando juntas desde los ocho años. Sin embargo, las enseñanzas de la fundadora del equipo les han permitido abrir las puertas a nuevas compañeras.

“Ellas siempre están dispuestas a aceptar a toda jugadora que llega, a enseñarle a ver la dinámica de lo que es un equipo desde otra perspectiva. No es tan solo de la manera competitiva sino como nos enseñó la vieja, que es jugar como una familia. Claro, en el camino no siempre tenemos la misma opinión, pero nos respetamos, hablamos y llegamos a consenso. Nos mantenemos como familia”, aseveró Carie Rodríguez.