Widgets Magazine
Home / Comunidad / Iniciativas sureñas para retener talento joven en la Isla
Hery Colón Zayas
El joven Hery Colón Zayas, de Aguirre, se capacitó como intérprete de veredas. (Voces del Sur)

Iniciativas sureñas para retener talento joven en la Isla

La defensa de los recursos de la región Sur siempre ha sido el propósito primordial de todos los proyectos desarrollados por el colectivo Iniciativa de Ecodesarrollo de Bahía de Jobos (IDEBAJO) desde su formación en 2010, lo que incluye uno de los bienes más preciados del país: sus jóvenes.

El grupo, que surgió como una reacción a la destrucción de manglares y espacios costeros por parte de intereses “fuera de las comunidades”, ha trabajado arduamente en propiciar herramientas para que residentes de sectores de Salinas, Guayama y otros puntos del sureste pueden emprender proyectos basados en el turismo, la educación y la agricultura, entre otras áreas.

Concienciar a la propia comunidad de la importancia de este recurso para ellos y que puedan preservarlo, conservarlo y desarrollarlo de forma sostenible, esa en síntesis fue la idea”, explicó a Voces del Sur el portavoz de IDEBAJO, Nelson Santos Torres, que en los pasados meses organizó el Festival del Manglar en el poblado de Aguirre en Salinas como un medio educativo y cultural.

En el festival no solo se le inculcó a estudiantes invitados la importancia del ecosistema de manglares que existe a lo largo de la costa sureña, sino que se llevó un mensaje preventivo ante varias entidades municipales sobre amenazas que estos recursos enfrentan debido a propuestas de desarrolladores privados.

Uno de los grandes retos que enfrenta la organización es el hecho de que la pobreza ha reinado por décadas en las comunidades que intenta impactar. Este obstáculo solo se ha incrementado con la crisis fiscal por la que ha atravesado el país en los pasados años, lo que ha propiciado que muchos de los más jóvenes emigren en busca de una mejor vida. Ante esta realidad, para IDEBAJO ha sido primordial ofrecerles los medios a los residentes para que puedan prosperar en términos económicos.

Esta iniciativa es algo que ha surgido de la propia comunidad y los jóvenes son parte importante de ella porque ellos la van a heredar y se convertirán en los custodios de sus recursos y su historia, por eso necesitamos que se queden aquí. Es por esto que estamos desarrollando varios proyectos socio-productivos”, destacó el líder comunitario.

Aprovechando y conservando recursos

Como parte de estas propuestas trabajadas por IDEBAJO se encuentran la creación de microempresas dedicadas a ofrecer servicios de intérpretes de veredas dentro de la Reserva Nacional de Investigación Estuarina de Bahía de Jobos, localizada entre los municipios de Guayama y Salinas, donde a lo largo de extensas lagunas, pequeños islotes de manglares y praderas de yerbas marinas conviven varias especies en peligro de extinción como el pelicano pardo, el carey de concha, la mariquita de Puerto Rico y el manatí antillano.

Otras iniciativas consisten en el desarrollo de huertos comunitarios, negocios basados en la pesca y grupos de guías turísticos en el sector Aguirre que le brinden al visitante un trasfondo histórico no solo de las estructuras que la desaparecida industria azucarera dejó en el lugar, sino también de las personas que la impulsaron con el sudor de su frente.

Esto es un desarrollo integral, incluye educación y formación desde otra perspectiva que llamamos educación popular no formal. Se trata de aprender basado en los valores de los residentes porque ahí es donde está la historia, ahí es donde están los valores de la solidaridad, de la cooperación y el amor al prójimo. Ahí precisamente es donde está la riqueza”, expresó Santos Torres.

Además de los intérpretes de veredas y los guías turísticos, los integrantes de IDEBAJO se encuentran habilitando una estructura que servirá de casa de hospedaje para toda aquella persona que quiera disfrutar de la rica oferta cultural y la naturaleza de la región.

El modelo de desarrollo, según Santos Torres, permite que parte de la ganancia de estas microempresas sea invertido en el desarrollo de futuros proyectos.

Apoderamiento y autogestión

Aunque se estableció en 2010, IDEBAJO tiene una trayectoria histórica que data de finales de la década del 70 cuando varios grupos comunitarios se organizaron para oponerse al establecimiento de empresas extranjeras dedicadas a la producción de semillas en espacios previamente destinados para la agricultura local. Con el pasar de los años estos grupos, entre los que se encuentran la Agenda Comunitaria del Coquí, Agenda Comunitaria de Las Mareas y Convivencia Ambiental, tomaron la determinación de unir esfuerzos para defender los recursos naturales y a los humanos.

Fomentamos el elemento de autoestima y el sentido de pertenencia ‘esto es mío, yo lo voy a proteger’.

Esto es lo que me da vida a mí, por lo que yo tengo que asumir su defensa. A esto es lo que se le llama autogestión y apoderamiento”, concluyó Santos Torres.

La pasada semana, IDEBAJO y el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) firmaron varias enmiendas a su acuerdo de gestión colaborativa en la reserva de Bahía de Jobos, las cuales viabilizan los proyectos comunitarios de turismo sostenible dentro de la zona. Además, el grupo estableció un proyecto de ayuda mutua con la comunidad Villa Esperanza de Salinas.