Widgets Magazine
Home / Noticias / Gobierno y política / Despejado el camino a la alcaldía de Guayanilla para Torres Yordán
Líderes del PPD en Guayanilla.
El representante Nelson Torres Yordán y el alcalde interino de Guayanilla, Pablo González, se reunieron con el presidente del PPD, David Bernier. (Suministrada)

Despejado el camino a la alcaldía de Guayanilla para Torres Yordán

El alcalde interino de Guayanilla, Pablo González, desistió en sus aspiraciones de continuar al mando del ayuntamiento tras la renuncia del convicto mandatario Edgardo Arlequín Vélez, por lo que el camino queda despejado para que el representante Nelson Torres Yordán asuma el cargo tan pronto como la próxima semana.

Torres Yordán, presidente del Partido Popular Democrático (PPD) en Guayanilla, será ratificado este sábado por los delegados de su comité municipal. La semana entrante asumirá el cargo cuando juramente ante la Asamblea Municipal.

El legislador se mostró agradecido por la determinación de González de respaldar su candidatura y así “poder mantener nuestro partido unido y sólido rumbo a las próximas elecciones”.

El representante por el distrito 23 aspirará a retener el cargo en los próximos comicios electorales de noviembre, ya que González también desistió del proceso de apelación que había iniciado ante la Junta de Gobierno del PPD, que no lo certificó como candidato a alcalde.

El anuncio de la decisión del alcalde interino se dio tras concluir una reunión en donde participaron ambos líderes junto al presidente de la colectividad, David Bernier.

“Tenemos que unir al partido en nuestro pueblo y ya comencé a hablar con la gente. Nelson tiene nuestro apoyo», manifestó González en un comunicado de prensa.

El vicealcalde se convirtió en alcalde interino luego que Arlequín Vélez fuera suspendido de empleo, pero no de sueldo, el 6 de marzo del pasado año por parte de la Oficina sobre el Panel del Fiscal Especial Independiente, como parte del proceso investigativo que culminó en las acusaciones y eventual convicción por un cargo de acoso sexual y una violación a la Ley de Ética Gubernamental.