Widgets Magazine
Home / Estilos de Vida / Qué hacer con las mascotas mientras explota la pirotecnia
gatos
Gatos. (Creative Commons/Flickr/tenz1225)

Qué hacer con las mascotas mientras explota la pirotecnia

Redacción Voces del Sur

El uso de pirotecnia durante las festividades de Nochevieja y Año Nuevo tiene graves consecuencias en los animales ya que las explosiones y el ruido excesivo les provoca desde ansiedad hasta la muerte.

Todos los años, son múltiples los casos de mascotas que se escapan de sus hogares en medio de la confusión o terminan heridas al golpearse con objetos en las propiedades mientras corren desesperadas de un lado a otro buscando un espacio donde refugiarse de los estruendos.

Ante esta situación, varias organizaciones dedicadas al rescate de animales sin hogar y la adopción de mascotas en Puerto Rico han compartido diversos consejos a través de sus perfiles en medios sociales, para minimizar los efectos del uso de la pirotecnia en las mascotas durante los venideros días festivos.

Cabe destacar que todas las entidades coinciden en que el mejor consejo es evitar utilizar la pirotecnia.

Entre las recomendaciones se exhortó a las personas a identificar un lugar seguro dentro del hogar para mantener a la mascota y, de ser posible, cerrar las cortinas o ventanas de este espacio para reducir la iluminación y ruidos del exterior.

También se aconsejó encender un radio o televisor dentro de este espacio y mantener más alto de lo común el volumen de sonido de este aparato para disfrazar las detonaciones que se puedan escuchar.

En caso de que la mascota tenga un juguete favorito, es recomendable que esté cerca esa noche. Si la persona lo va a acompañar también puede intentar entretenerlo con su juego favorito, en caso de que tenga alguno.

Un lugar de escondite, como puede ser un closet, el baño o una esquina debajo de la cama es también recomendable. Puede preparar este espacio con una manta o una cama para que pueda acurrucarse mientras pasa la situación.

Se advirtió, sin embargo, que las personas no deben amarrar o encadenar a sus mascotas ya que el ruido le provoca pánico y pérdida de control, por lo que el animal está propenso a lesionarse o ahorcarse mientras intenta buscar refugio o correr de manera descontrolada.

Además de preparar un espacio, se recomienda asegurar cualquier área que pueda convertirse en una salida y asegurarse de que tenga un collar con identificación, que incluya nombre y número de contacto por si escapa.

En el caso específico de aves, se aconsejó cubrir la jaula con una sábana y posicionar la puerta de la misma contra una pared.

Entre las entidades que compartieron estos consejos figuran el Santuario de Animales San Francisco de Asís, que ubica en Cabo Rojo, Colitas Sonrientes de Ponce, el Santuario Canita de Guayama y Humane Society of Puerto Rico.

Publicado: 21 de diciembre de 2018