Widgets Magazine
Home / Comunidad / Jóvenes scouts habilitan salón para niños con autismo en escuela de Juana Díaz
Diego Rafael Santiago Pagán (camisa negra) junto a sus colaboradores de la Tropa 295 de Juana Díaz, su madre Mayra Pagán, el scoutmaster Aníbal Díaz (camisa roja al centro) y el director de la Escuela Rutherford B. Hayes, Santos Cruz (camisa azul con gorra). (Suministrada)
Diego Rafael Santiago Pagán (camisa negra) junto a sus colaboradores de la Tropa 295 de Juana Díaz, su madre Mayra Pagán, el scoutmaster Aníbal Díaz (camisa roja al centro) y el director de la Escuela Rutherford B. Hayes, Santos Cruz (camisa azul con gorra). (Suministrada)

Jóvenes scouts habilitan salón para niños con autismo en escuela de Juana Díaz

José Raúl Cepeda
Para Voces del Sur

El escutismo vive. Aún en tiempos del individualismo, este movimiento continúa desarrollando jóvenes comprometidos con su comunidad.

Ejemplo de ello es Diego Rafael Santiago Pagán, miembro de la Tropa 295 de Juana Díaz de los Boys Scouts, quien ayer reunió a varios de sus compañeros para habilitar el salón de educación especial que utilizan niños y niñas con autismo en la Escuela Rutherford B. Hayes de Juana Díaz.

El joven de 17 años eligió esta obra comunitaria como su proyecto de servicio requisito para obtener el rango de Águila, el más alto que ofrece la organización de Boy Scouts con sede en los Estados Unidos.

Para alcanzar esa distinción, el adolescente debe demostrar que posee los conocimientos y puede ofrecer liderato a otros a través de la planificación e implantación de su proyecto.

Diego Rafael estuvo varios meses planificando esta tarea y haciendo gestiones para actualizar el salón de educación especial de este plantel.

Como parte del proyecto, el juanadino logró donativos que le permitieron instalar una cerca para proteger el área recreativa de los estudiantes de educación especial. El área también cuenta ahora con un canasto de baloncesto, columpio y sube y baja.

Diego Rafael Santiago Pagán (camisa negra) y un compañero. (Suministrada)

Diego Rafael Santiago Pagán (camisa negra) y un compañero. (Suministrada)

Para el interior del salón, aportaron una mesa sensorial, rompecabezas gigantes de foam, instrumentos musicales y hasta una silla-hamaca.

Mesa sensorial. (Suministrada)

Mesa sensorial. (Suministrada)

La obra se realizó en la mañana de ayer, sábado, con la participación de varios scouts, el líder de la tropa (“scoutmaster”) Aníbal Díaz, la madre de Diego Rafael, Mayra Pagán, y el director escolar Santos Cruz.

Este tipo de actividad busca que los jóvenes descubran su capacidad de organizarse con sus compañeros y amigos para beneficio de la comunidad. Como dice la consigna del scout: “hacer una buena obra diariamente”.

Diego Rafael Santiago Pagán y el director de la Escuela Rutherford B. Hayes de Juana Díaz, Santos Cruz. (Suministrada)

Diego Rafael Santiago Pagán y el director de la Escuela Rutherford B. Hayes de Juana Díaz, Santos Cruz. (Suministrada)

Publicado: 16 de diciembre de 2018