Widgets Magazine
Home / Noticias / Realizarán dos conversatorios en Ponce sobre cambios al Código Civil
Osvaldo Burgos Pérez, abogado y activista de derechos humanos. (Facebook / Comité Amplio para la Búsqueda de la Equidad)
Osvaldo Burgos Pérez, abogado y activista de derechos humanos. (Facebook / Comité Amplio para la Búsqueda de la Equidad)

Realizarán dos conversatorios en Ponce sobre cambios al Código Civil

El capítulo Sur del Comité Amplio para la Búsqueda de la Equidad (CABE) ha organizado dos conversatorios en Ponce para discutir los cambios al Código Civil de Puerto Rico, que actualmente están bajo consideración de la Cámara de Representantes.

Bajo el título Legislaciones violentas: cambios en el Código Civil de Puerto Rico, la organización desarrollará la temática este martes, 11 de septiembre desde las 5:30 p.m. en la librería El Candil, ubicada en el casco urbano de Ponce.

Al día siguiente, el miércoles 12, el conversatorio se llevará a cabo a partir de las 5:30 p.m. en el teatro del recinto de Ponce de la Universidad de Puerto Rico.

El abogado Osvaldo Burgos Pérez, activista de derechos humanos, integrante de CABE y del capítulo de Puerto Rico de Amnistía Internacional, será el recurso.

Los cambios al Código Civil están contenidos en el Proyecto de la Cámara 1654. CABE se opone a las enmiendas propuestas por considerar que atentan contra la comunidad LGBTT y las mujeres, y ha denunciado que son producto de una agenda fundamentalista religiosa.

“El nuevo #CódigoCivilPR propone un lenguaje que prohíbe adopciones LGBT, deja ambiguo el lenguaje de matrimonio para que puedan negar los matrimonios LGBT en el futuro + ¡amplía las exenciones contributivas a grupos religiosos! ¡O paramos ese CC defectuoso y lleno de prejuicios o perderemos derechos!”, estipuló la organización en su perfil de Facebook.

CABE ha dicho, además, que “el #CódigoCivilPR propuesto va en contra de la ciencia y los avances de la humanidad”.

Otro proyecto bajo consideración de la Legislatura al que se ha opuesto es el PS950, que limitaría el derecho al aborto. Por el contrario, favorece el PS1000, que prohibiría la terapia de conversión sexual, que consiste en métodos no aceptados científicamente que buscan cambiar la orientación sexual de personas homosexuales y bisexuales para intentar convertirlas en heterosexuales.

Publicado: 10 de septiembre de 2018