Widgets Magazine
Home / Deportes / Baloncesto / Orlando Meléndez quiere potenciar comunidades de Juana Díaz con el baloncesto
Orlando Meléndez es el fundador de la Escuela de Entrenamiento Personal de Baloncesto de Juana Díaz. (Voces del Sur)
Orlando Meléndez es el fundador de la Escuela de Entrenamiento Personal de Baloncesto de Juana Díaz. (Voces del Sur)

Orlando Meléndez quiere potenciar comunidades de Juana Díaz con el baloncesto

Pedro A. Menéndez Sanabria
Voces del Sur

Para Orlando Meléndez, el baloncesto le ha permitido viajar el mundo, crecer como persona y como profesional. Ahora el integrante de los Harlem Globetrotters empleará esta disciplina para empoderar comunidades e impactar a jóvenes de su natal Juana Díaz.

Por las pasadas semanas, el deportista sureño ha estado trabando arduamente en acondicionar la cancha de la urbanización San Martín del llamado Belén de Puerto Rico con la intención de establecer allí su Escuela de Entrenamiento Personal de Baloncesto, un proyecto que lleva años desarrollando.

“A lo largo de mis viajes aproveché para buscar ideas que fueran buenas para mí y toda la comunidad, incluyendo diversas técnicas de enseñanza y protocolos”, explicó el jugador que militó con diversos equipos, incluyendo Ponce, Santurce y San Germán, en el Baloncesto Superior Nacional (BSN).

Al igual que miles de puertorriqueños, el paso del huracán María cambió la vida del baloncelista, quien sufrió la muerte de su abuela durante el proceso.

“Cuando comenzó el año decidí que no podía esperar más y debía comenzar a entrenar y aportar con el desarrollo de la juventud aquí en Juana Díaz. Hice un censo a través de Facebook y la gente apoyó de manera increíble la idea, así que rediseñé la propuesta de la escuela y comencé a trabajar”, narró el egresado de la Universidad de Carolina del Norte.

Fue precisamente en la cancha de la urbanización San Martín que Meléndez aprendió a jugar baloncesto décadas atrás. Corriendo sus escaleras, desarrolló la velocidad y el brinco que lo hizo famoso. Aquí dio sus primeros pasos en las ligas deportivas que lo catapultaron eventualmente a la liga nacional donde debutó cuando apenas era un adolescente.

“La cancha estaba en una condición bien mala. La hierba en los alrededores estaba muy alta y estaba fuera de uso, pero después de que hice pública mi intención de trabajar la escuela aquí el señor Jorge Meletiche, de Recreación y Deportes del municipio, se comunicó y me preguntó qué necesitaba y le dije que ‘todo lo que pueda traer”, rememoró.

En cuestión de días, los alrededores de la instalación deportiva quedaron limpios, lo que le permitió a Meléndez continuar con su trabajo, que incluyó remozar y pintar el área de los baños junto a un grupo de amistades.

Todos pueden aportar

El trabajo no ha terminado. El techo de la cancha se vio afectado por el potente fenómeno atmosférico y sus canastos están oxidados y rotos en varios puntos. Además, decenas de palomas se han apoderado de las vías de la estructura y, pese a que Meléndez eliminó sus nidos y limpió junto a la ayuda de bomberos la parte superior, las aves continúan allí.

“Gracias a Dios el huracán no provocó daños mayores al techo, solo unas esquinas y un par de rotitos que hay que tapar porque cuando llueve se cuela el agua. En cambio, los canastos se han ido doblando con el tiempo y necesitamos cambiarlos. La idea es instalar unos que sean de nivel profesional que se pueden bajar para ligas menores. El costo de estos es de alrededor de $1,800 sin en ‘shipping’”, explicó Meléndez, quien además mencionó que en los baños solo resta colocar unas lozas y trabajar con sus luminarias.

El deportista indicó que la comunidad juanadina también se integró al esfuerzo y que los vecinos incluso le llevan refrigerios y comida mientras trabaja en la cancha.

Meléndez creó un perfil en el medio social Facebook, llamado Escuela de Entrenamiento Personal de Baloncesto de Juana Díaz, a través del cual ha detallado qué otras mejoras requiere la instalación deportiva tales como la reparación de luces y pintura. En el mismo, exhortó a las personas que les interese cooperar con su iniciativa a aportar a la cuenta de ATH Móvil a través del número 919-800-7817. La ayuda también puede ser por medio de PayPal, Venmo o Cash App.

Orlando Meléndez busca donativos para acondicionar la cancha y poner a funcionar la escuela. (Voces del Sur)

Orlando Meléndez busca donativos para acondicionar la cancha y poner a funcionar la escuela. (Voces del Sur)

Cuatro canchas por cada escuela cerrada

El atleta sureño resaltó la necesidad de que las comunidades se empoderan de sus entornos, en especial de sus áreas deportivas y recreativas, en momentos en que el gobierno continúa cerrando espacios de enseñanza como las escuelas públicas.

“Mi lema es que por cada escuela que cierren yo quiero abrir cuatro canchas, no solo en Juana Díaz, sino en el resto de los pueblos, y no limitarse a baloncesto, puede ser pelota, voleibol u otras disciplinas. Con estos cierres (de escuelas) vamos a ver que una gran cantidad de jóvenes se van a alejar del deporte u otras cosas buenas y terminar en malos pasos”, manifestó.

“Pero si yo puedo darle otra opción más allá que un salón de clases de 40 a 50 niños y un solo maestro, darle una educación individual en la que sientan que son apreciados, que se le da tiempo extra y no son echados hacia el lado, podemos mantenerlos encaminados”, añadió.

Por medio de su propuesta, Meléndez ofrecerá entrenamiento personal individual de baloncesto, con lo que apuesta fomentará el desarrollo intelectual, social y físico de jóvenes, tanto varones como féminas, entre las edades de seis a 15 años.

“Tengo un programa que viene de una academia de Alemania que adapta mucho de otros deportes en cuestiones de mérito. Son herramientas que ayudan a progresar no solo como jugador, pero como persona en un ambiente social utilizando entrenamiento y enseñanza”, detalló el balonceslista, quien adelantó que el proceso también integrará a los padres.

Meléndez espera comenzar el proyecto a finales de agosto y más adelante quiere impactar otras canchas de Juana Díaz y adiestrar a otros entrenadores para extender el programa a otras comunidades.

“Quiero ayudar a la gente a empoderarse. Que se sientan que pueden lograr algo en su comunidad sin depender del gobierno”, concluyó.

Publicado: 9 de agosto de 2018