Widgets Magazine
Home / Noticias / Gobierno y política / Alcalde de Juana Díaz: comunidades deben presionar a legisladores para evitar cierre de escuelas
Ramón Hernández Torres, alcalde de Juana Díaz. (Voces del Sur)
Ramón Hernández Torres, alcalde de Juana Díaz. (Voces del Sur)

Alcalde de Juana Díaz: comunidades deben presionar a legisladores para evitar cierre de escuelas

Luego de que el Tribunal Supremo de Puerto Rico avalara el cierre de escuelas por parte del Departamento de Educación (DE) para el próximo año académico, la lucha en contra de esta política pública a nivel judicial quedó prácticamente descartada.

Por tal razón, el alcalde de Juana Díaz, Ramón Hernández Torres, entiende que, al menos en lo que respecta a las comunidades de las escuelas Juanita Rivera y José A. González, las miras deben apuntar nuevamente a los legisladores del distrito para que estos ejerzan presión en el DE a favor de que permanezcan abiertas.

“Queda la presión de la comunidad con sus representantes y senadores que fueron los que aprobaron esa reforma educativa”, opinó hoy Torres Hernández en entrevista con Voces del Sur.

Ello implicaría una segunda vuelta de acercamientos, pues cuando se publicó la lista de escuelas a cerrar las comunidades escolares se movilizaron para acceder a los legisladores de sus zonas y llevar propuestas al DE.

En el caso de Juana Díaz, el alcalde se reunió con la secretaria de Educación, Julia Keleher, en compañía de los representantes Jacqueline Rodríguez, Manuel Claudio y Manuel Natal; y los senadores Axel Roque y Carlos Rodríguez Mateo. Sin embargo, sus propuestas fueron descartadas por Keleher y las dos escuelas juanadinas siguieron en plan de cierre.

“La secretaria ni siquiera tuvo la deferencia de escuchar a los legisladores del partido de gobierno. No es una persona de diálogo sino de imposición. Lo que quiere es lastimar el proceso de cada comunidad de defender la escuela cercana a ellos”, mencionó Torres Hernández.

El municipio, junto a un grupo de padres y maestros de Juana Díaz, demandó a Keleher y su caso fue consolidado con el que lideró la Asociación de Maestros de Puerto Rico y otros incoados por los municipios de San Juan y Dorado.

El pasado 10 de julio, el ayuntamiento pidió al Supremo intervenir como amigo de la corte. Sin embargo, nunca recibió respuesta y, en su lugar, bajó la determinación ayer de seis jueces a favor del cierre de escuelas, dos en contra y uno abstenido.

“Creíamos que íbamos a recibir una respuesta como mínimo, pero nos enteramos anoche por la prensa de la decisión del Supremo y hace menos de media hora (10:00 a.m.) recibí la resolución denegando nuestra solicitud para intervenir como amigos de la corte. El tribunal alega que hubo unos problemas técnicos y que por esa razón la decisión bajó primero que la respuesta a nuestra petición”, explicó el abogado del municipio, Jorge Martínez Luciano.

La Asociación de Maestros de Puerto Rico anunció que le solicitará reconsideración al máximo foro judicial local.

Aunque el alcalde auscultó la posibilidad de acudir al Tribunal Supremo de Estados Unidos, reconoció que es “cuesta arriba, se tornaría en un proceso larguísimo y académico”. Junto a su equipo legal, Torres Hernández evalúa si le pide al Supremo reconsideración a la denegatoria para participar como amigos de la corte.

Publicado: 17 de julio de 2018