Widgets Magazine
Home / Noticias / Vigilancia en puntos específicos de Ponce por incremento en asesinatos
Teniente coronel Carlos Cruz, comandante del área policiaca de Ponce. (Voces del Sur)
Teniente coronel Carlos Cruz, comandante del área policiaca de Ponce. (Voces del Sur)

Vigilancia en puntos específicos de Ponce por incremento en asesinatos

Luego de que se reportaran seis asesinatos en tres semanas, incluyendo el del dueño de un punto de drogas, la Policía de Ponce mantiene vigilancia en puntos específicos de la ciudad en un intento por contener una nueva ola de crímenes.

Esos asesinatos ocurrieron en las urbanizaciones Villa Grillasca, Santa Teresita y Bella Vista, en el barrio Coto Laurel, en el residencial público Riberas de Bucaná y en la carretera PR-2 en El Tuque.

Sin embargo, la vigilancia se han concentrado en lugares donde el asesinato de estas personas podrían propiciar nuevos ataques, como el residencial Lirios del Sur.

“Esas comunidades se han convertido fortuitamente en el escenario de los asesinatos porque algunas de las personas vivían ahí. Hemos aumentado la vigilancia en esos sectores, pero el plan de trabajo nuestro es en Pámpanos, Santiago Iglesias y la PR-2, porque queremos evitar tiroteos de carro a carro que puedan herir a personas inocentes”, explicó el jefe del área policiaca de Ponce, teniente coronel Carlos Cruz Burgos, en entrevista con Voces del Sur.

El oficial confirmó que solo uno de esos seis asesinatos no está relacionado con el trasiego de drogas. Se trata de la muerte de Ricardo Cruz Guzmán, ocurrida el 14 mayo en la calle Cosme Tisol de Villa Grillasca.

“Esta era una persona que vivía al margen de la ley, hacía disparos al aire, amenazaba a las personas, no tenía buena relación con los vecinos, se comportaba agresivamente. Teorizamos que hubo una situación con alguna persona antes de los disparos”, dijo Cruz Burgos.

En el caso de José A. Arroyo Dides, asesinado en la PR-2 en dirección de Peñuelas a Ponce el 26 mayo, la situación es distinta porque era el dueño del punto de drogas de Lirios del Sur.

“No puedo decir que tenemos puestos fijos en Lirios del Sur, sino que entramos y salimos. Hemos movido recursos de las distintas zonas, de Yauco a Ponce, para poder reforzar. Nos preocupa que esto desate una ola de violencia. También tenemos patrullas de tránsito en la PR-2”, indicó Cruz Burgos.

Sobre la investigación del crimen de Arroyo Dides, dijo que “prefiero no entrar en esos detalles, pero la investigación está bien agresiva en ese caso específico”.

La pareja asesinada en Coto Laurel el 27 de mayo, Edison Velázquez y Charlene Lugo Santana, estaba ligada a una organización criminal de Santiago Iglesias, dijo el oficial.

Sobre Fernando Martínez Serrano, asesinado frente a su residencia en Santa Teresita el 3 de junio, Cruz Burgos señaló que “estaba en un programa de probatoria federal por trasiego de drogas” y que seguía en el negocio.

Mientras, Carlos Velázquez Colón, asesinado el 31 de mayo en Riberas de Bucaná, quería establecer un punto de drogas allí, sostuvo el jefe del área de Ponce.

¿Están relacionados entre sí estos crímenes?, se le preguntó.

“No tenemos hasta ahora ninguno establecido. No descartamos que cuando en algún momento los casos se esclarezcan pueda haber alguno relacionado”, respondió Cruz Burgos.

En el área policiaca de Ponce se han registrado 33 asesinatos hasta hoy, 11 más que a la misma fecha en el 2017, según estadísticas de la Policía. De esos 33, 25 han ocurrido en el municipio de Ponce, que son nueve más que a esta fecha el año pasado.

Publicado: 11 de junio de 2018

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*