Widgets Magazine
Home / Noticias / Policía se propone impedir la entrada de adultos con niños a fiestas de las Justas
Teniente coronel Carlos Cruz Burgos, comandante del área policiaca de Ponce. (Voces del Sur)
Teniente coronel Carlos Cruz Burgos, comandante del área policiaca de Ponce. (Voces del Sur)

Policía se propone impedir la entrada de adultos con niños a fiestas de las Justas

La Policía de Puerto Rico y la Policía Municipal de Ponce se proponen intervenir con adolescentes solos y con los adultos que lleven a sus niños a las fiestas que se desarrollarán en el casco urbano de la ciudad durante el fin de semana de Justas.

Así lo expresaron a Voces del Sur el teniente coronel Carlos Cruz Burgos, comandante de área de Ponce; el inspector Pelegrín Vázquez Montes, comandante de la zona de Ponce; y el capitán Bryan Segarra Hernández, comisionado interino de la Policía Municipal de Ponce.

El campeonato de natación de la Liga Atlética Interuniversitaria (LAI) se llevará a cabo en Ponce del 24 al 26 de abril, y las Justas de Atletismo el 27 y 28 de abril. Como de costumbre, alrededor del evento deportivo se desarrollarán actividades sociales que incluyen espectáculos musicales en el centro de la ciudad.

Al ser abordado por este medio sobre cuál será el plan policiaco para atender las fiestas en el pueblo, Cruz Burgos dijo que activarán 1,237 efectivos estatales, los cuales trabajarán junto a 287 policías municipales, emergencias médicas, bomberos y otras agencias.

Cruz Burgos y Vázquez Montes dijeron que, de jueves a sábado, la música debe culminar a las 2:30 a.m. y a las 3:00 a.m. todos los negocios tienen que estar cerrados.

En una entrevista por separado, el capitán Segarra Hernández informó que habrá alrededor de 15 puntos de cotejo delimitados con vallas de seguridad, en donde estarán destacados policías estatales, municipales y empleados del Departamento de la Familia. No habrá detectores de metales ni cateo (registro manual), sino una inspección visual de las personas.

No se permitirá el paso de latas, botellas, sombrillas, neveras o cualquier objeto que pueda ser usado como un arma; solo pasarán bebidas servidas en vasos de plástico o papel, señaló Vázquez Montes.

Detente a los menores

Luego de ofrecer los detalles, el inspector Vázquez Montes dijo a la ciudadanía “que se abstengan de llevar menores, vamos a tener al Departamento de la Familia y no se va a permitir el acceso de menores al área”.

¿Ni con sus padres?, preguntó Voces del Sur.

“Es que no es un ambiente apto para menores”, respondió Vázquez Montes.

Cuando este medio le planteó que la plaza y las calles son espacios públicos, Cruz Burgos intervino para decir que “sí, ellos pueden ir con los menores, pero el llamado de nosotros es para que no participen con menores y va a llegar un punto que tenemos al Departamento de la Familia”.

Los oficiales agregaron que Familia, la División de Asuntos Juveniles y la División de Delitos Sexuales y Maltrato a Menores intervendrán con adolescentes que estén solos sin supervisión de un adulto.

“Cada caso es individual. Si es un menor de 12 años y son la 1:00 de la mañana, nosotros vamos a intervenir. Si vemos un menor consumiendo bebidas alcohólicas también vamos a hacer la intervención. Si llegó papá con su nene de siete años y son las 7:00 p.m., dentro del marco de ley, tenemos que evaluar eso. Cada caso es individual. Según surja el caso lo vamos a atender. Las personas que sepan que vamos a estar allí para reforzar la ley”, expuso Cruz Burgos, quien aseguró que “si vamos a hacer una intervención es porque hay alguna violación a la ley o reglamento”.

Acto seguido, Vázquez Montes preguntó si “un niño recién nacido que está con papá y mamá, pero lo tienen al lado de las bocinas exponiéndolo al ruido constantemente, ¿no es maltrato?”.

“Una irresponsabilidad”

El comisionado interino de la Policía Municipal fue más directo que los oficiales estatales y afirmó que “entendemos que sería una irresponsabilidad de las personas adultas dejar a ir a sus hijos menores de edad, de 12 o 13 años, a estas actividades que ocurren a altas horas de la noche. Se va a verificar su edad y si anda solo”.

Segarra Hernández dijo, además, que “un menor de cuatro o seis años, o en un cochecito con sus padres a esas horas de la noche, entendemos que es una irresponsabilidad y vamos a intervenir”.

¿Van a intervenir con adolescentes solos y con adultos que tengan menores de edad?, se le preguntó.

“Exacto”, respondió.

ACLU entiende no procede

El abogado Josué González Ortiz, de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, en inglés), indicó que, contrario a como ocurrió en el 2014, este año las autoridades municipales de Ponce no se reunieron con esta entidad previo a elaborar su plan para las Justas.

Al preguntarle su parecer sobre la postura de la Policía, dijo: “no puedo dar una opinión de este caso específico porque no sé a qué se refieren o qué están pensando los policías, pero en términos generales puedo decir que los menores de edad pueden disfrutar de los espacios públicos sin ser molestados y los padres pueden llevar a sus hijos menores de edad. Esa es una actividad perfectamente legítima y está protegida, igual que las manifestaciones”.

“Si ves a un menor caminando con su padre no hay ninguna razón para intervenir. Si es que los policías entienden que los menores no pueden estar allí, solo porque ese es su criterio, esa no es razón suficiente. Tiene que haber otras cosas, como que el menor esté expuesto a peligros o a algo que atente contra su integridad. Si no, sería un toque de queda. Los policías tienen un deber general de atender la seguridad de las personas, pero para decir que van a prohibir la entrada de menores tendrían que justificarlo, y no se me ocurre ninguna razón ahora”, expuso González Ortiz.

El abogado comentó que la Policía de Puerto Rico también ha querido implementar dicha práctica en las manifestaciones y protestas, lo que, a su juicio, “es una estrategia del Estado para disuadir el ejercicio de derechos protegidos”.

En cuanto a los puntos de cotejo, González Ortiz vio con buenos ojos la colocación de vallas porque responde al manejo del tránsito vehicular, pero advirtió que los registros no pueden representar un agravio al derecho a la intimidad de las personas.

Voces del Sur preguntó al Departamento de la Familia en qué consistiría su plan de intervención para las Justas, pero al cierre de esta edición no se había recibido respuesta.

Publicado: 28 de marzo de 2018