Widgets Magazine
Home / Noticias / Mujeres boricuas vuelven a parar el 8 de marzo
El 8 de marzo de 2017 un grupo de mujeres detuvo el tránsito en la carretera PR-2 en Ponce a la hora pico del tapón vespertino, como parte del Paro Internacional de Mujeres. (Voces del Sur)
El 8 de marzo de 2017 un grupo de mujeres detuvo el tránsito en la carretera PR-2 en Ponce a la hora pico del tapón vespertino, como parte del Paro Internacional de Mujeres. (Voces del Sur)

Mujeres boricuas vuelven a parar el 8 de marzo

Por segundo año consecutivo, Puerto Rico se unirá al Paro Internacional de Mujeres el próximo 8 de marzo, cuando se celebra el Día Internacional de la Mujer Trabajadora.

La convocatoria mundial, promovida en redes sociales como el #8M, propone el cese total de labores, sean remuneradas o no, y que no se realicen compras ese día.

En la isla, una de las organizadoras del evento es la Colectiva Feminista en Construcción, que convocó a la paralización de labores a las 11:00 a.m. y a una marcha a las 3:00 p.m. en San Juan. El recorrido será desde el Departamento del Trabajo hasta la Milla de Oro, en Hato Rey.

El lema de este año es “nosotras paramos para construir otra vida” y se invita a las mujeres a vestir de violeta, color oficial de la manifestación.

“El próximo 8 de marzo de 2018, Día Internacional de las Mujeres Trabajadoras, paramos para construir otra vida. Salimos a tomar las calles, a defender nuestra dignidad, apostando a un porvenir distinto. Otro Puerto Rico es posible, otro mundo es posible, otra vida es posible… construyámosla”, lee un post de la Colectiva Feminista en Construcción en su perfil de Facebook.

Una de las mujeres que participa de la convocatoria, Vanesa Contreras, explicó que el año pasado se logró una movilización importante que desembocó en la marea feminista del 1 de mayo (Día Internacional de los Trabajadores) y en la Asamblea Feminista celebrada en junio, de donde salieron propuestas que le fueron remitidas al gobernador Ricardo Rosselló Nevares.

Ahora toca el turno, dijo, de darle seguimiento a esos esfuerzos.

“Es por eso, que este año nuestro lema pasó de ser una demostración de fuerza a ser uno que expone cuál va a ser nuestro camino a seguir: construir otra vida. Una vida que no solo se asegure de tener las garantías mínimas para el bienestar, como un buen sistema público de salud, educación y transportación, al igual que servicio de agua y energético público y de calidad”, expuso Contreras.

“Queremos que vaya más allá, que apueste a una educación pública libre de racismo y sexismo, una autoridad de energía eléctrica pública que impulse la energía renovable, que el sistema de salud público garantice un parto humanizado a todas las personas gestantes y que provea los servicios médicos necesarios a las comunidades LGBTTIQ sin ningún tipo de discrimen, que se protejan incondicionalmente las reservas naturales y se impulse la soberanía alimentaria, que se reduzca la jornada laboral a 30 horas semanales, que se garantice vivienda y trabajo a todas las personas, entre otros muchos reclamos contenidos en el documento aprobado en la asamblea de feminista”, agregó.

La activista señaló que la Colectiva Feminista en Construcción se propone seguir luchando contra la discriminación de todo tipo, el derecho a la organización sindical, la soberanía alimentaria y “otros reclamos necesarios para tener una vida digna”.

“Construir otra vida es precisamente eso, pensar e impulsar esa nueva vida que no deje a nadie atrás sin importar su raza, sexo, origen de procedencia, diversidad funcional o su identidad sexual, entre otras. Nuestra lucha debe garantizar, no solo una vida digna para todas las personas que vivimos en Puerto Rico, sino también una saludable convivencia con nuestro medio ambiente y todos los seres vivos que aquí habitan. La lucha de pueblo a la que aspiramos debe contemplar los reclamos y las necesidades de todas y todos empezando desde lo más básico, pero apostando a mucho más”, afirmó Contreras.

En redes sociales, el contenido relacionado al Paro Internacional de Mujeres, o huelga feminista, se consigue a través de las etiquetas #8M, #NosotrasParamos, #ParoInternacionalDeMujeres, #HuelgaFeminista y #NiUnaMenos, entre otras.

El 8 de marzo del año pasado, estudiantes, profesoras, periodistas, activistas ambientales, artistas y trabajadoras de distintos campos detuvieron el tránsito en la carretera PR-2 en Ponce a la hora pico del tapón vespertino, como parte del Paro Internacional de Mujeres.

Publicado: 2 de marzo de 2018