Widgets Magazine
Home / Noticias / Gobierno y política / Gestan alianza ponceña ante posibles recortes en Mi Salud
Legislador municipal Luis M. Irizarry Pabón asegura que la ejecutiva municipal incurrió en violaciones de leyes y ordenanzas municipales.
Luis M. Irizarry Pabón. (Suministrada)

Gestan alianza ponceña ante posibles recortes en Mi Salud

La eliminación de grupos proveedores de servicios médicos y alteraciones en la cobertura de los beneficiaros del plan Mi Salud son algunos de los problemas que podrían enfrentar miles de residentes del Suroeste del país tan pronto como en julio de 2018.

Para el médico ponceño Luis M. Irizarry Pabón, los recortes masivos al sistema de salud del gobierno de Puerto Rico propuesto en el plan fiscal que la actual administración presentó ante la Junta de Control Fiscal tendrían un efecto nefasto en la economía de la región.

“Estos recortes pudieran causar la eliminación de los grupos médicos IPAS que coordinan y servicios actuales de salud pública y la tarjeta Mi Salud. Los servicios estarían a riesgo de perder el cuidado coordinado y el participante vendría obligado a pagar por servicios especializados, gastos de medicinas, entre otros”, explicó Irizarry Pabón a través de un comunicado.

Ante la situación, el médico aseguró que logró un acuerdo con la alcaldesa de Ponce, María Meléndez Altieri, en miras a establecer un frente común junto a los legisladores de la región para “luchar por los ciudadanos que se verán afectados”.

El galeno exhortó a las personas que participan del plan Mi Salud a llamar a los alcaldes de sus respectivos municipios, al igual que los legisladores, para exigir que tomen una postura ante la propuesta de recortes en el sistema de salud local.

“Todo el sistema será afectado y el impacto al paciente y el cuido de su salud será catastrófico”, agregó Irizarry Pabón, quien destacó que esta situación acrecentaría el éxodo de profesionales de la salud para el exterior.

El médico sostuvo que, de implementarse los recortes propuestos en el plan, las clínicas médicas dirigidas por los IPAS se verán forzadas a cerrar sus puertas ante la falta de recursos económicos, lo que representaría la pérdida de empleo para cientos de enfermeras, técnicos y médicos y otros trabajadores.

Irizarry Pabón es asambleísta municipal de Ponce por el Partido Popular Democrático.

Publicado: 02 de febrero de 2018

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*