Widgets Magazine
Home / Noticias / Gobierno y política / Pugna entre AAA y DTOP mantiene en jaque a Villalba
Luis Javier Hernández Ortiz, alcalde de Villalba. (Voces del Sur)
Luis Javier Hernández Ortiz, alcalde de Villalba. (Voces del Sur)

Pugna entre AAA y DTOP mantiene en jaque a Villalba

Pedro A. Menéndez Sanabria
Voces del Sur

Una disputa entre la Autoridad de Acueductos y Alcantarrillados (AAA) y el Departamento de Transportación y Obras Públicas (DTOP) ha postergado el inicio de la reparación de un importante puente en el municipio de Villalba.

De acuerdo con el alcalde de la Ciudad Avancina, Luis Javier Hernández Ortiz, su municipio ya se encargó de adquirir las piezas necesarias para la reparación del puente La Vega, que conecta las carreteras PR-149 y PR-151.

“Este puente tiene tubería de AAA incrustada en sus esquinas, tanto de servicio sanitario como de agua potable. El problema que tenemos actualmente es que Acueductos le está solicitando a Carreteras que hagan ellos las mejoras y que luego ellos le reembolsan el dinero invertido en la reparación de las tuberías, pero DTOP dicen que no tiene chavos para eso”, explicó a Voces del Sur el ejecutivo.

Mientras la corporación pública y la dependencia gubernamental se encuentran en un atascamiento, las piezas para la reconstrucción del puente se encuentran esperando en la Plaza de Festivales de Villalba, mientras que los ciudadanos tienen que dar una vuelta kilométrica a lo largo de la carretera PR-5561 u otras vías rurales para llegar a lugares claves como las escuelas Norma Iris Torres Colón y Francisco Zayas Santiago, o el parque de pelota Herminio Cintrón, espacios que se encuentran a pasos del casco urbano.

“Yo espero que el asunto se resuelva esta semana para que la próxima se adjudique la subasta y comiencen a trabajar. Esta es una de las arterias principales del pueblo”, sentenció Hernández Ortiz, quien indicó que llevó su reclamo al presidente de la AAA, Elí Díaz Atienza.

El colapso del puente La Vega es una de las situaciones que los villalbeños han tenido que enfrentar tras el paso del devastador huracán María sobre Puerto Rico.

No aparecen los generadores de FEMA

Para el alcalde, la mayor prioridad actualmente es poder lograr el restablecimiento del suministro de agua potable en todo el pueblo, meta que aún está lejos debido a que, a tres meses del paso del fenómeno atmosférico, la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) todavía no ha enviado generadores para poder operar las plantas de bombeo para llevar agua a muchas comunidades.

“Ahora mismo tenemos apenas un 60 por ciento de la ciudad con servicio de agua. Tenemos dificultad en las áreas altas, específicamente en barrio Palmarejo, El Cemil, Ortiga, El Limón, Dajao, Higüero, Cerro Gordo y las otras comunidades de Caonillas, que siempre han tenido problemas de aguas porque nunca han tenido sistema de acueductos”, detalló el mandatario.

Para paliar la crisis, el municipio logró alquilar un generador que mueven de sector en sector para brindar de manera momentánea el suministro del líquido. El alcalde sostuvo que el mero hecho de alquilar el generador fue cuesta arriba debido a que hay muy pocos disponibles tras la emergencia.

FEMA, por su parte, le ha comunicado al ejecutivo que los generadores que solicitó hace meses se encuentran en trámites todavía y que ya están en proceso de entregarlos, aunque no le dieron una fecha específica.

Clave la Central Hidroeléctrica

En cuanto al servicio de energía eléctrica se refiere, la situación es más crítica todavía ya que solo un 30 por ciento del municipio, aproximadamente, se encuentra energizado.

Luego de poco más de un mes de oscuridad total, el municipio invirtió en la infraestructura de la antigua Central Hidroeléctrica en Toro Negro de manera que la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) pusiera a operar la estación.

La medida, sin embargo, es un mero parche, ya que la central que data de 1929 no fue preparada para sostener la demanda energética del Villalba actual debido a que su capacidad es muy limitada y su infraestructura frágil.

“Ahora mismo el 100 por ciento de la electricidad en Villalba proviene de la central ya que la AEE no ha podido conectarnos al sistema. El trabajo ha sido difícil y hemos cooperado con nuestra maquinaria ya que muchas de las torres de sistema están en lugares de difícil acceso”, señaló.

Hernández Ortiz adelantó que entre hoy y mañana podrían completarse los trabajos en una torre en el sector Corral Falso que podría permitir conectar parte de Villalba al resto de la red energética de la isla tan pronto como este sábado o domingo, lo que daría un descanso a la antigua central.

Sin embargo, los fuertes vientos derribaron gran cantidad de postes a lo largo de la Ciudad del Gandul, por lo que todavía queda mucho por hacer para llevar energía a todo el municipio.

“Hay un tramo que me preocupa, que es el que va a Toa Vaca. Le dije a la AEE que mi prioridad es energizar sistemas de bombeo y plantas de filtración porque todas están funcionando con generadores que no están preparados para trabajar más de 30 días y ya llevan más de 90”, agregó el alcalde, quien mencionó además que energizar esta área daría luz a una comunidad de 3,000 familias.

Pese a la situación, la electricidad proveniente de la Central Hidroeléctrica ha servido para mantener a flote la economía de Villalba, pues tanto el casco urbano como zonas aledañas a la PR-149 se encuentran energizadas.

“Esto ha ayudado a que tanto la fábrica de Medtronic como hospitales, supermercados y otros negocios puedan operar, por lo que los villalbeños han continuado trabajando y recibiendo servicios esenciales”, concluyó.

Publicado: 21 de diciembre de 2017