Widgets Magazine
Home / Cultura y Entretenimiento / Escritor sureño rescata legado de héroe guayanillense
El doctor Roberto Cartagena y Norma Martínez estarán presentando el libro Chemyn: Más allá de Vietnam este domingo, 10 de septiembre, en la librería El Candil en Ponce.
El doctor Roberto Cartagena y Norma Martínez estarán presentando el libro Chemyn: Más allá de Vietnam este domingo, 10 de septiembre, en la librería El Candil en Ponce. (Voces del Sur)

Escritor sureño rescata legado de héroe guayanillense

Pedro A. Menéndez Sanabria
Voces del Sur

A lo largo de su vida, el educador y deportista Herminio “Chemyn” Soto Ramírez cambió la vida de personas a través de sus acciones, enseñanzas y ejemplo. A su paso, dejó huellas imborrables en comunidades de diversos sectores como su natal Guayanilla y Jayuya, no empece a que gran parte de su vida tuvo que batallar con los fantasmas de la guerra de Vietnam.

El arte, la escritura y el deporte jugaron un papel crucial en la manera en que el veterano guayanillense logró lidiar con el desorden del estrés post traumático (PTSD, por sus siglas en inglés) de una manera tan contundente que sorprendió al doctor Roberto Cartagena cuando lo conoció en 2005 en su despacho en la Clínica de Veteranos en Ponce.

“Usualmente, cuando tengo pacientes con el diagnóstico de PTSD me encuentro con personas molestas con la vida, deprimidas, ansiosas, llenos de traumas. Chemyn me sorprendió porque fue todo lo contrario. Llegó bien, mostrando ser una persona en control, hasta hablándome de religión y contento”, narró el galeno criado en el casco urbano de Salinas.

Ante la sorpresa, el médico no pudo contener su curiosidad y le preguntó a su paciente qué había realizado para controlar los recuerdos del sangriento conflicto bélico del cual formó parte. Chemyn comenzó a narrar cómo buscó diversas alternativas como la literatura, ya que escribió cientos de artículos para una publicación de su pueblo natal, y un libro titulado Vietnam: la terrible verdad, en la que plasmó su experiencia en el país asiático.

“El libro es un documental sangriento de todo lo que pasó allá (Vietnam) desde el punto de vista de un puertorriqueño y eso me estuvo fascinante, pero aún más interesante eran sus otras historias de lo que hizo después”, narró Cartagena quien, al igual que su paciente, desde joven había encontrado en la literatura un espacio de expresión para ejercitar su mente.

Entre las narraciones que Chemyn le hizo al médico estuvieron cómo al llegar a la isla luego del servicio militar fue rechazado por el mero hecho de ser veterano y que el Puerto Rico al que llegó era uno totalmente distinto al que había sido obligado a dejar. Pese a esto, Chemyn no se frustró y continuó buscando una manera para rehacer su vida.

Educación como herramienta de cambio

“Se le hizo difícil conseguir trabajo hasta que logró ser contratado para dar clases en Jayuya. Allí comenzó a tener impacto en toda la comunidad, empezando con permitir que las niñas también tomaran el curso de educación física, algo que allí era prohibido. Además, puso a la escuela a ganar torneos nacionales, algo que no había ocurrido antes”, puntualizó Cartagena.

Su estilo de enseñanza, que fue influenciado en parte por su experiencia en el Ejército, poco a poco contagió a otros maestros, convirtiendo el plantel en una fábrica de futuros profesionales en áreas como la educación y la seguridad.

La influencia de Soto Ramírez no se quedó en el plantel escolar, ya que también ayudó a la comunidad jayuyana a organizarse en momentos en que un grupo de criminales acechaba las casas en busca de artículos para robar.

“Con su conocimiento, él (Chemyn) logró unir a los vecinos y organizarlos para defender sus casas y atrapar a los criminales. Diseñó un plan para proteger la comunidad y atrapar a los ladrones, lo que finalmente se logró con la ayuda de todos, convirtiéndolo en un héroe”, expuso el médico internista.

En el Pueblo de los Tres Picachos el veterano también conoció a quien se convertiría en su compañera de vida, la también educadora Norma Martínez, quien fue una pieza vital en el proceso de manejo de PTSD de Soto Ramírez.

Cabe destacar que no fue hasta 1986 que el maestro de Guayanilla fue diagnosticado con el trastorno sicológico, lo que lo llevó a buscar diversas alternativas para controlar los recuerdos y memorias traumáticas.

Sobrellevando los traumas de la guerra

Con el paso de cada cita, continuaron los relatos hasta el punto en que el médico se convenció de que la historia de Chemyn debía ser relatada al resto del mundo, lo que lo llevó a proponerle a su cliente el escribir una biografía.

“Como él era tan humilde no quería escribir sobre sí mismo, así que le propuse que yo escribiera el relato y aceptó”, comentó el doctor, quien contaba con varios escritos no publicados en su resume.

A partir de este momento, la pareja de educadores comenzó a compartir sus memorias con el galeno a través de cartas, poemas, fotos, ilustraciones y otros recuerdos. Cada pieza abría las puertas a más preguntas y nuevos relatos compartidas por medio de correos electrónicos, cartas, mensajes de texto y conversaciones telefónicas. El proceso se extendió por cerca de 10 años.

“Poco a poco pude reconstruir su vida, desde que nace y se cría en la barriada Guaydía, un entorno de campo enmarcado por la hermandad, hasta que todo cambia cuando el servicio obligatorio lo lleva a Vietnam, donde primero se enfrenta al racismo por ser negro y puertorriqueño, y luego tiene que enfrentar los horrores de la guerra”, destacó el escritor.

El proceso hizo que el médico entendiera mejor la experiencia de vida de los veteranos ya que, aunque los ha tratado por años, no cuenta con experiencia militar.

“Muchas de las cosas que le sucedieron a Chemyn todavía suceden hoy en día. Los muchachos y muchachas que vienen de Afganistán e Irak sienten el discrimen y hostilidad desde el primer día, cuando están en el servicio y luego cuando regresan se enfrentan a que no cuentan con el apoyo necesario para hacer una transición a la vida de civil. Son cosas que muchos de ellos callan y esto los afecta más todavía”, opinó el autor, que agregó que la mayoría de los veteranos no encuentran en qué emplear los conocimientos adquiridos en la milicia.

De acuerdo con Cartagena, el proceso de relatar su dolorosa experiencia y las diversas maneras en las que logró sobrellevarlas es una de las razones por las que considera a Soto Ramírez un héroe.

“El proceso no fue fácil y requirió de mucha valentía ya que tuvo que revivir momentos dolorosos y esto me hizo admirar más lo que conlleva ser un veterano, ya que son personas que estuvieron dispuestas a dar la vida”, añadió.

Para el médico, el relato de Chemyn puede inspirar a otros veteranos a rehacer sus vidas y a las autoridades a desarrollar mecanismos de orientación para que los veteranos pueden aplicar su conocimiento al mejoramiento de la sociedad.

“Chemyn logró superar el PTSD solo. Si aprendemos de él podemos evitar que más veteranos terminen marginados por la sociedad y así no desperdiciamos sus aportaciones en áreas tan vitales como lo es la educación, la seguridad y el manejo de emergencias”, expresó.

A medida que pasaron los años, Cartagena fue dando forma a la pieza literaria a la que llamó Chemyn: más allá de Vietnam, la cual describió como “la historia de un héroe puertorriqueño que amó su tierra y que luego de sobrevivir un evento bélico supo encontrar el camino buscando alternativas y refugiándose en buenos sentimientos y ayudando a otras personas”.

Continuará impactando vidas con el libro

Precisamente, por medio de esta pieza Soto Cartagena continuará aportando a la sociedad puertorriqueña, ya que todos los recaudos acumulados por las ventas del libro serán destinados a  una beca anual para al menos dos estudiantes sobresalientes de cuarto año de la Escuela Asunción Rodríguez de Salas de Guayanilla, plantel en el que estudió Chemyn, para ayudarles a costear sus gastos.  Estos tienen que haber sido aceptados por una institución postsecundaria.

Para la esposa de Chemyn, la idea de la beca la remontó a cuando tuvo que hacer de tripas corazones para moverse de Jayuya a San Juan para estudiar educación en el recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico.

“Yo vivía con mi abuela, éramos una familia bien pobre. Un día nos llamaron de la logia de Jayuya para que fuera a la oficina de ellos y allí me dieron la sorpresa de que me había comprado una maleta y dentro había un sobre con $400. Eso hizo una gran diferencia ya que pude comprar ropa y libros para ese semestre”, narró Martínez, quien comentó que esos años viajaba a fuerza de pon desde Río Piedras a Arecibo y luego esperaba por algún conocido para llegar a su hogar.

Ese “empujón”, destacó Martínez, fue el que la ayudó a llegar a ser maestra y forjar una vida profesional.

Aunque Chemyn logró ver completado el libro, no podrá hacer entrega de los primeros cheques de la beca ya que murió a causa de un cáncer de páncreas.

“Entregarle el libro fue un momento grato ya que pude ver su cara de satisfacción pese a la situación que enfrentaba, pero también me sentí triste porque sabía que no iba a poder entregar la primera beca”, reveló Cartagena.

Ahora los familiares de Soto Ramírez ayudan al escritor y médico con la beca, que incluye el trabajar con el personal del plantel para seleccionar a los estudiantes que recibirán la ayuda.

El doctor Cartagena y Norma Martínez presentarán el libro Chemyn: Más allá de Vietnam este domingo, 10 de septiembre, a las 3:00 p.m. en la librería El Candil del casco urbano de Ponce.

Publicado: 8 de septiembre de 2017

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

El colectivo Reinventadas ha reunido a empresarias del Sur durante sus eventos

Conoce a los pequeños y medianos empresarios de Puerto Rico

Uno de los grandes retos que enfrentan los pequeños y medianos comerciantes ...

La compañía de teatro Y no había luz también se presentó en el Campamento contra las cenizas de carbón en Peñuelas. (Voces del Sur)

Artistas recalcan lucha contra el depósito de cenizas en Peñuelas

Pedro A. Menéndez Sanabria Voces del Sur Dos árboles que sobrevivieron el ...

Policías desplegados en la carretera 385 en Peñuelas para permitir el paso de camiones con cenizas de carbón a los vertederos. (Voces del Sur)

A juicio mañana manifestante arrestado en Peñuelas

Uno de los manifestantes arrestados en verano pasado durante las protestas para ...