Widgets Magazine
Home / Noticias / Estudiantes de Academia Ponce Interamericana ganan competencia de robótica
En la competencia ganada por los boricuas compitieron aproximadamente 1,500 alumnos. (Suministrada)
En la competencia ganada por los boricuas compitieron aproximadamente 1,500 alumnos. (Suministrada)

Estudiantes de Academia Ponce Interamericana ganan competencia de robótica

Las largas horas de trabajo, el esfuerzo y la dedicación de varios estudiantes del noveno grado de la Academia Ponce Interamericana produjo grandes resultados cuando el grupo ganó las competencias nacionales SeaPerch 2017 de robótica submarina celebrada en Atlanta, Georgia.

Durante el evento, en el que participaron aproximadamente 1,500 alumnos provenientes de 185 escuelas de Estados Unidos, Australia, Guam, Nueva Zelanda, Islas Vírgenes y Puerto Rico, el colectivo liderado por el profesor Samuel Cardeñas desarrolló un robot capaz de sumergirse en el agua y recolectar y trasladar objetos a una plataforma en el fondo de la piscina olímpica del McAuley Acuatic Center.

“Los estudiantes desarrollaron múltiples destrezas como trabajo en equipo, creatividad y diseño con propósito, al tiempo que ampliaron sus conocimientos en áreas como la electrónica, hidrodinámica”, expresó el educador, que actualmente imparte cursos de física, cálculo y robótica en la academia ponceña.

El grupo de jóvenes estuvo compuesto por Gian Carlo Ortiz, capitán del equipo y quien estuvo a cargo de pilotear el submarino durante la competencia; Paula Nicole Crespo, quien fungió como copiloto; Adriana Maldonado y Christopher González.

Durante la competencia, los puertorriqueños establecieron una marca al completar todas las tareas submarinas requeridas con el aparato robótico en tan solo 2:40 minutos, lo que le valió el primer lugar en el evento principal.  Los sureños también se agenciaron el primer lugar en la categoría de libreta de ingeniería en la que se evaluó el diseño de su robot, las investigaciones realizadas a lo largo de su desarrollo y las pruebas y cambios implementados durante el proceso.

El grupo completó todas las tareas requeridas en tan solo 2:40 minutos. (Suministrada)

El grupo completó todas las tareas requeridas en tan solo 2:40 minutos. (Suministrada)

“Para la competencia apenas tuvieron dos meses y medio para prepararse ya que fue a finales de febrero que ganaron la posición para participar en el evento nacional. Las prácticas se llevaban a cabo fuera del periodo de clases, durante los fines de semana tanto de día como de noche. Fue una preparación ardua y aun así pudieron balancear sus estudios y lograr pasar con honores su año escolar”, indicó por su parte Karla Crescioni, madre de Gian Carlo Ortiz y quien además actuó como mentora del grupo bautizado como el Team GIAPAC.101.

Tanto Crescioni como el profesor Cardeñas coincidieron en que participar en este tipo de iniciativa permitió a los estudiantes exponerse a tener que resolver problemas y tomar decisiones de manera colectiva, desarrollando así el pensamiento crítico. También tuvieron la oportunidad de aumentar considerablemente sus conocimientos sobre ciencia, tecnología, ingeniería y matemática, áreas que colectivamente han sido denominadas como STEM, por sus siglas en inglés.

“Actualmente el desarrollo y crecimiento de toda nación está fundamentada en las carreras relacionadas con STEM. Puerto Rico siempre ha brillado por sus deportistas y artistas, pero ahora nos encontramos en la coyuntura perfecta que abre camino y nos ubica en el mapa de potencias en ciencia e ingeniería. Contamos con el conocimiento y talento para que nosotros mismos le demos frente a problemas nacionales en ámbitos industriales, salud, educación, etc.”, opinó el profesor.

De manera similar se expresó la mentora del grupo estudiantil, quien mencionó que todo plantel escolar en la isla debería tener al menos un proyecto enfocado en STEM ya que de esta manera se estarían preparando a los jóvenes para las profesiones del futuro.

El Team GIAPAC.101 tuvo dos meses y medio de preparación. (Suministrada)

El Team GIAPAC.101 tuvo dos meses y medio de preparación. (Suministrada)

“Despertar el deseo de educarse a través de estos programas es lo que nuestros niños necesitan. Puerto Rico tiene muchos jóvenes con aspiraciones y talentos que deben ser desarrollados”, sostuvo Crescioni, quien describió la experiencia de colaborar con los alumnos como una “maravillosa” en la que también aprendió mucho.

Cabe destacar que el Team GIAPAC.101 compitió en la categoría de escuela superior, por lo que enfrentaron a contrincantes que los superaban en edad y experiencia ya que fue la primera vez que participaban en un evento de este tipo.

“Dieron lo mejor de sí y eso fue lo que los llevó a ganar. Lo que hicieron el día de la competencia fue ejecutar la disciplina que les fue enseñada. Ellos estaban felices y tranquilos porque se sentían preparados”, aseguró Crescioni.

El regocijo de la mentora, quien dijo sentirse orgullosa y satisfecha de haber llegado tan lejos y ganar la competencia internacional, encontró eco en el profesor de los alumnos.

“Ver cumplida la meta llena de suma satisfacción a todo maestro. De hecho, en este evento su superó la expectativa. Cuando estudiante, familia y escuela se unen no hay meta que no se pueda lograr”, concluyó Cardeñas.

Publicado: 30 de mayo de 2017

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*