Widgets Magazine
Home / Comunidad / Esfuerzo colectivo para renovar la Playa de Ponce
ISER-Caribe convocó a una limpieza de la costa sureña como parte de los esfuerzos colectivos que realizan varios grupos para restaurar la Playa de Ponce.
ISER-Caribe convocó a una limpieza de la costa sureña como parte de los esfuerzos colectivos que realizan varios grupos para restaurar la Playa de Ponce. (ISER-Caribe / Braulio A. Quintero)

Esfuerzo colectivo para renovar la Playa de Ponce

Pedro A. Menéndez Sanabria
Voces del Sur

Por los pasados años, han sido varios los grupos que se han dado a la tarea restaurar el brillo de la Playa de Ponce, una de las principales comunidades de la Ciudad Señorial, esfuerzo que se ha dado en varios frentes incluyendo el ambiental.

Este sábado la organización Institute for Socio-Ecological Research (ISER-Caribe) llevará a cabo un recogido masivo de basura y escombros en la costa ponceña con el fin de mejorar la calidad de vida de sus vecinos y atraer la atención del público en general hacia un área de alto valor ecológico, ya que en su lecho marino yace una de las poblaciones más grandes de yerba marinas de la isla.

“La Playa de Ponce se identificó como una de las áreas críticas con población de yerba marina en el Sur, la cual es bien importante. Enfocamos nuestro esfuerzo aquí porque es una de las comunidades costeras más grandes de toda la isla con un legado histórico y cultural inmenso y con recursos que se tienen que restaurar. Aquí también hay un ecosistema que todavía es funcional, que incluye manatíes, mantarrayas, diversas especies de peces y ejemplares de carey, también conocidas como peje blanco”, explicó a Voces del Sur Braulio A. Quintero, uno de los fundadores de ISER-Caribe.

El colectivo está convocando a todo aquel que quiera cooperar con este esfuerzo en beneficio del medioambiente ponceño a llegar al parque de pelota cerca del restaurante Ocean View en la avenida Los Meros a las 8:00 a.m. De ahí comenzarán a limpiar el litoral costero en dirección hacia el oeste hasta llegar a una desembocadura de río. En total, son cerca de 500 metros lineales.

“Invitamos a todo aquel que quiera unirse al esfuerzo que forma parte del resurgir de La Playa de Ponce. Vamos a tener guantes, agua, meriendas y bolsas de basura. También vamos a tener unos formularios para de esta manera poder cuantificar la cantidad de basura que se recoja”, añadió Quintero.

A los interesados, les recomendó llevar zapatos cerrados, gorra, bloqueador solar, repelente de mosquitos y pantalones largos, aunque lo último no es imprescindible. Además, aquellas personas que prefieran llevar guantes más fuertes son bienvenidas a hacerlo.

Por otro lado, aparte de la recolección de basura y escombros, durante la actividad se presentarán talleres enfocados en la conservación de áreas costeras y se sembrarán plantas en un esfuerzo para disminuir el efecto de la erosión.

“Como parte de nuestro proyecto a largo plazo estamos tomando las medidas necesarias para aumentar la vegetación de la zona costera, específicamente de las playas Los Meros y Playa Chencha, justo donde termina la avenida. La idea detrás de esto es minimizar la erosión que impacta las poblaciones de yerbas marinas”, detalló.

Las yerbas marinas sirven de vivero para varias especies de peces y además es la principal fuente de alimento para tortugas y manatíes. Asimismo, es una de las especies de plantas con mayor capacidad de procesar el bióxido de carbono (CO2), uno de los principales causantes del calentamiento global.

“Una de las percepciones equivocadas sobre la costa de Ponce es que no hay mucha flora y fauna y, aunque no lo hemos cuantificado al chavo, en los años que llevamos trabajando en la región hemos descubierto que por el contrario existe un ecosistema considerablemente saludable, tomando en cuenta que la bahía de Ponce fue contaminada por muchos años”, indicó el estudiante de doctorado en ciencias ambientales.

La organización que Quintero fundó junto a los doctores Stacey M. Williams y Ryan M. Hamilton se ha dedicado desde el 2012 a, entre otras cosas, la restauración de arrecifes de coral y caracterizar las poblaciones de yerbas marinas. Además, cuentan con fondos de organizaciones como la National Fish and Wildlife Foundation.

“Es importante recalcar que los verdaderos protagonistas de este esfuerzo son los integrantes de la comunidad, son ellos quienes procuran por su entorno y se han dado a la tarea de crear murales para darle vida al sector. Estamos trabajando con múltiples grupos que ya estaban actuando cuando llegamos, nosotros simplemente trajimos el componente ambiental a este esfuerzo colectivo”, recalcó.

Para más información sobre la actividad de recogido de basura, denominada La playa reverdece, puede contactar a los integrantes de ISER-Caribe a través de su perfil en la red social Facebook o escribir un correo electrónico a la dirección iser@isercaribe.org.

Publicado: 10 de agosto de 2016